Saltar al contenido

Qué es tener un buen espíritu

Ilusionado. La gente de espíritu libre tienden a ver siempre y en todo momento el lado positivo de los hechos que suceden en la vida. Tu visión se posiciona observando la luz que habita la obscuridad en vez de buscar lo negativo a tu alrededor (o en ti).

¿Sientes que falta algo en tu vida? ¿Es bien difícil para usted presenciar la auténtica alegría por el hecho de que pelea por localizar concepto o propósito?

Si respondió afirmativamente a alguna de estas cuestiones, posiblemente quiera valorar su salud espiritual. Tu espíritu perjudica tu energía, tus conmuevas, tus ocupaciones y tus relaciones. En el momento en que nos encontramos espiritualmente enfermos, dejamos de medrar: olvidamos quiénes somos y perdemos de vista lo que es esencial en la vida.

Ámalo, despreocúpate

La ansiedad, el temor y la depresión están socios a las conmuevas. Estos sentimientos tienen la posibilidad de ser impresionantemente poderosos y, de manera frecuente, es realmente difícil «meditar» de qué manera salir de ellos. El don divino de la música tiene una forma impactante de explotar nuestras conmuevas. En el momento en que el rey Saúl, de quien charla la Biblia, se encontraba furioso, David venía y tocaba música para él. Calmó sus conmuevas y lo devolvió a un estado mental saludable. Glorify tiene una biblioteca completa de música de adoración desarrollada para llevar a cabo exactamente eso, aliviar tu alma. Piense en ello como su harpa de David personal el día de hoy.

Otra actividad que satisface el alma es sencillamente ser y gozar de la bella creación de Dios. ¿Cuándo fue la última vez que saliste a caminar por un parque o por un camino de montaña? Solo sentarse al sol por unos instantes basta para agradar el alma.

Nuestra intención y la intención de Dios

Aparte del tema de los carismas, existe otro inconveniente en la vida espiritual que puede llevarnos a tomar resoluciones equivocadas sobre nuestro sendero en la vida. Hablamos de la falsa dicotomía entre nuestra intención y la intención de Dios. Meditar que si deseamos algo, de forma automática queda descalificado y no puede ser la intención de Dios. La teoría no no tiene fundamento: es verdad que los caminos del Señor no son nuestros caminos, y que de manera frecuente queremos cosas que nos son convenientes. La trampa está en opinar que entonces lo que hay que realizar es descartar esa opción, o aun decantarse por la contraria.

Quien deseas ser en tu corazón de corazones es quien Dios te está llamando a ser. Es diferente que frecuentemente ese deseo verdadero que Él puso en nosotros se confunde con otros deseos mucho más superficiales o con opiniones limitantes motivadas por el temor. Ya que en ocasiones es bien difícil dividir uno de otro, es positivo que lo que deseamos (o pensamos que deseamos) no sea el único aspecto definitivo. Pero es uno a tener en consideración.

Otros usos del término

Varias personas piensan que los espíritus tienen la posibilidad de tener los cuerpos de la gente vivas. De esta forma, el espíritu empieza a tener una manifestación corporal, usurpando el cuerpo de un sujeto: “El espíritu del hombre ejecutado entró en el cuerpo de un niño”, “La película exhibe de qué forma un espíritu se apropia del cuerpo de un campesino”.

También, no tenemos la posibilidad de olvidar que muchas son las historias reales o leyendas que circulan por el planeta sobre mansiones, inmuebles o sitios que se piensan mágicos por el hecho de que se piensa que en ellos habitan espíritus. Este sería la situacion, por servirnos de un ejemplo, de la Casa de América de La capital de españa.

 

La implicación total en un emprendimiento ha de estar dirigida por el cariño que uno tiene por ese trabajo o profesión, la pasión que le impulsa a hallar sus propósitos. Aparte del dinero, tienes que meditar si este emprendimiento te hace feliz.

17 comentarios en «Qué es tener un buen espíritu»

    1. ¡Claro que podemos conocer la intención de Dios! La gente religiosa ha debatido y reflexionado sobre ello durante siglos. Pero, claro, siempre habrá diferentes interpretaciones y puntos de vista. Al final, cada uno tiene su propia opinión y eso es lo hermoso de la diversidad de creencias.

    1. ¡Definitivamente! Tener un buen espíritu no significa perder el control y estar de fiesta todos los días. Ser espíritu de la fiesta implica saber disfrutar de los momentos especiales, pero también tener equilibrio y responsabilidad en la vida cotidiana. ¡Saludos! 🎉

    1. ¡Claro que sí! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Un buen espíritu nos ayuda a enfrentar los desafíos de la vida y encontrar la felicidad. Es esencial cultivarlo día a día. ¡Gracias por compartir tu perspectiva!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *