Saltar al contenido

Qué dice la Biblia acerca de los borrachos

Ni los ladrones, ni los avariciosos, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. No te emborraches con vino, que transporta al libertinaje. En cambio, sé lleno del Espíritu.

Pregunta: «¿De qué manera debe un católico ver a los alcohólicos? ¿Qué afirma la Biblia sobre los borrachos?»

Contestación:

Hamelec y los servicios de Joacim

En el momento en que charlamos de Joacim, hablamos a entre los líderes de Judá que rigió en el transcurso de un largo período temporal . Se conoce que es el sustituto de Joacaz y que tiene a su predisposición una vasta lista de siervos como ha podido ser Hamelec.

También, en este reinado estuvo presente el presidente de Babilonia con la sumisión que ejercitó a lo largo de tres años y donde Joacim decidió sublevarse. De este modo envió el Señor a los sirios, amonitas y moabitas contra él para eliminar el país y cumplir las revelaciones de los profetas.

¿Qué afirma la Biblia sobre el alcohol?

La Sagrada Escritura nos ofrece una contestación: El Libro Sapiencial de los Proverbios nos comunica: «El vino es escarnecedor, la bebida fuerte es molesta, y el que se embriaga con él no es sabio» (20, 1). “El que quiere el exitación terminará en la pobreza, el amigo del vino y de los perfumes no se enriquecerá” (21, 17). “No les vayáis con los que toman vino, ni con los que se sacian de carne, por el hecho de que los borrachos y los comilones depauperan a los hombres, y la pereza los viste de arrapos (23, 20-21). “¿De quién son los gemidos? ¿De quién son los lamentos? ¿De quién son las riñas? dinos: “Tienen cítaras y harpas, panderos y flautas, y vino para sus banquetes, pero no tienen presente la acción del Señor, ni tienen presente sus proyectos” (Isaías 5, 12). se tambalean por el vino, y la sidra los hace tropezar; los curas y profetas se tambalean por la bebida, se embrutecen con el vino, la bebida los hace tropezar; se tambalean como videntes, tartamudean al charlar” (Isaías 28:7). celebración del rey, los príncipes se duermen con el perfume del vino; el rey se mezcla con los chismosos» (Oseas 7, 5).

¿Qué afirma la Biblia sobre embriagarse?

)

La Biblia no pone como excelente ejemplo la embriaguez, pues en el momento en que un hombre se emborracha pierde el sentido y su actuación no es interesante nada al Señor.

Proverbios 23: 29-35 31 No mires el vino en el momento en que enrojece, en el momento en que su color reluce en la copa. Entra sin inconvenientes; 32 Pero en el final morderá como serpiente, y dolerá como áspid. 33 Sus ojos van a ver cosas extrañas, y su corazón charlará cosas malvadas. 34 Vas a ser como alguien que yace en la mitad del mar, o como alguien en lo prominente de un mástil. 35 Y afirmarás: Me hirieron, pero no me hirió; me golpearon, pero no lo sentí; En el momento en que me despierte, todavía lo procuraré.

Nos olvidamos de Dios

Belsasar sabía todo cuanto Dios había hecho en Babilonia, había oído charlar de la manera en que se había revelado a su abuelo, y aun de esta forma, producto de su predilección por el alcohol, prefirió ofrecer la espalda al Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *