Saltar al contenido
Inicio » Qué significa media hora de silencio en el cielo

Qué significa media hora de silencio en el cielo

Ya que la exégesis bíblica concluye que el séptimo sello debe verse como un acontecimiento posterior a la parusia, probablemente el milenio. Jesús abre este último sello en el cielo (la morada de Dios), lo que crea un silencio de espera atmosférica (la tierra en su grupo).

preguntó Lesley.

Apocalipsis 8:1 afirma que en el momento en que se abrió el séptimo sello «se realizó silencio en el cielo como por media hora». Esto charla de una pausa trágica antes de la próxima serie de plagas (Comentario de la Biblia de estudio NVI).

El séptimo sello: Silencio en el cielo por en torno a media hora 8:1

El séptimo sello: Silencio en el cielo por en torno a media hora CAVAR: En la mitad de todos y cada uno de los sellos y trompetas , ¿por qué razón este silencio celestial? ¿Qué logró YHVH en este corto período temporal?

REFLEXIONA: ¿Cuándo fue la última vez que tuviste una segunda ocasión en algo que verdaderamente importaba? ¿Qué hiciste con el supremo sacrificio de Cristo?

El silencio en la literatura judía

En el Pesher de Habacuc 2:20 está escrito: “toda la tierra calle enfrente de él”. Hablando este artículo, Florentino García Martínez señala que tiene relación a “todas y cada una de las naciones que sirven a la piedra y al muñón. Pero en el día del juicio, Dios exterminará a todos y cada uno de los idólatras ahora todos y cada uno de los desalmados de la tierra” (GARCÍA MARTÍNEZ, 1992, p. 253). En otras expresiones, este artículo, y en consecuencia el silencio, está relacionado con el juicio final que van a recibir los idólatras.

Por otra parte, 4 Ed 7:30 relata “el planeta volverá al viejo silencio de siete días, como en los juicios precedentes: a fin de que no quede absolutamente nadie”. Este artículo establece que tal como la creación de este planeta sucedió en siete días, siete días van a marcar su final en silencio (DOUKHAN, 2007, p. 79).

Ahora transcribimos la primera de ámbas partes en que dividimos un escrito de Juan Stam. En esta edición, el creador esboza un detallado paseo por el silencio que se genera en el Cielo –Apocalipsis 8,1-5–. La segunda y última parte, que Dios desea difundir la semana próxima, nos va a llevar a entender el valor de la oración, a la luz del hecho contado.

“En el momento en que el Cordero abrió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles parado enfrente de Dios, dado siete trompetas. Otro ángel se aproximó y se paró en oposición al altar. Tenía un incensario de oro, y se le dio bastante incienso a fin de que lo ofreciese, adjuntado con las frases de todo el pueblo de Dios, sobre el altar de oro que está enfrente del trono. Y adjuntado con estas frases, el humo del incienso subió de la mano del ángel a la existencia de Dios.

Entonces el ángel tomó el incensario y lo llenó de brasas del altar, las que echó en tierra; y hubo truenos, estruendos, relámpagos y un terremoto.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *