Saltar al contenido

Cuál es el mejor símbolo de protección

Fuerte, el ojo turco -el clásico ojo de cristal azul- es el talismán mucho más eficiente para resguardar contra todo mal.

El poder mágico de los amuletos y talismanes.

Aseguran que los amuletos están cargados de magia, o energía, que dan protección a quien los transporta. Llevan símbolos mágicos, poderosos y protectores que inspiran o invocan ciertos elementos o características, según su finalidad.

4 amuletos protectores y sus significados

1. Estrella de cinco puntas. Aparte de resguardar a quien la porta y ser un amuleto contra las patologías, la estrella de cinco puntas atrae el confort y la fortuna a la vida de quien la emplea. Representa distintas figuras geométricas, resaltando el pentágono, que se asocia a la imagen de un hombre con la cabeza en la parte de arriba y las piernas abiertas en los 2 puntos inferiores.

2. Ojo de Horus. El origen de estos amuletos protectores viene de la mitología egipcia. Entre sus características están la protección, la curación, la magia y la purificación. Este es asimismo un símbolo relacionado al sol y al orden universal, características que lo transforman en entre los amuletos protectores mucho más usados. Además de esto, el Ojo de Horus trae buena suerte.

El origen de los amuletos de la fortuna

El origen de los amuletos de la fortuna se remonta al Neolítico, en el momento en que los primeros cazadores/colectores recolectaban piedras refulgentes o de formas extrañas y las llevaban consigo para traer buena suerte.

Los primeros amuletos con forma de joya se remontan al Egipto de los faraones, hace prácticamente 5.000 años. Estos elementos no solo traían buena suerte y resguardaban a su portador, sino asimismo los identificaban tras la desaparición y asistían a los dioses a guiarlos al sitio que les correspondía en el mucho más allí.

Orígenes y valor simbólico

El Escudo de David ha aparecido ocasionalmente en el contexto judío desde la antigüedad, la mayor parte de las ocasiones como fundamento ornamental.

En un inicio, el hexagrama podía ser empleado como ornamento arquitectónico en las sinagogas; así está en la vieja sinagoga de Tell Hum. Raramente, este símbolo no hace aparición en la Torá ni en el Talmud.

¿Qué son los símbolos de protección?

Cada cultura tiene sus símbolos de protección, que no son mucho más que elementos a los que se les asigna una propiedad mágica o protectora. O sea, son elementos con la aptitud de espantar el mal y atraer el bien.

Otra forma de ver los símbolos de protección es considerarlos como amuletos encargados de defendernos en nuestro día a día de las malas energías, la envidia, la brujería, etcétera. Estos símbolos se tienen la posibilidad de usar de distintas formas, desde un llavero hasta un tatuaje en la piel, según cada símbolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *