Saltar al contenido

Cómo responder cuando te preguntan qué es de tu vida

¡Toma nota y sobrepasa ese bloqueo popular! ¿Completamente bien? Esta es una manera fácil pero muy eficaz de animar a una contestación hastiada como «Estoy bien». ¿Mejor que bueno? ¿Estoy yendo bien? Jamás me he sentido mejor Estoy feliz y complacido ¿Jamás me he sentido mejor? ¿Fabuloso?

por lucy

Siempre y cuando alguien me hace esta fácil pregunta (que yo misma he hecho frecuentemente con auténtico interés) tiendo a complicar las cosas. Término que afirma algo triste y general como «igual que siempre y en todo momento» o semejante.

TRANSCRIPCIÓN

¡Hola a todos! ¿Que tal? Bienvenidos, bienvenidos a un nuevo episodio de “Español con Juan”. ¿Que tal? ¿Cómo te encuentras? ¿Como va la vida? ¿Como va la vida? Me agrada, me agrada esa expresión: «¿De qué forma va la vida?» Pues sí, hace bastante que no empleo esa expresión: «¿De qué manera va la vida?» En este momento siempre y en todo momento digo: “¿Cómo te encuentras? ¡Hola! ¿Que tal? ¿Cómo te encuentras?” Pero en el momento en que vivía en España, en el momento en que vivía en España hace varios, varios años, hace bastante, bastante tiempo, bueno, no dije, no dije: “¡Hola! ¿Cómo te encuentras? ? ¿Cómo te encuentras?» Eso, eso es algo que unicamente se afirma en los libros de español, sí. La multitud, no sé. Ya que sí, sí, no, estoy exagerando, estoy exagerando. Sí, asimismo, la multitud asimismo afirma de esta manera: “¿Cómo te encuentras? Como vai?» Mas é muito habitual, é muito comum, é muito informal na linguagem do dia a dia, né? Na rua é muito, muito habitual dizer: “Olá! Como vai a vida? Como vai a vida? O que pasa ? ¿Que andas diciendo?» ¿No? Hay distintas saludos, ¿verdad?

El español no es tan, tan recio y tan, tan estructurado como semeja en las gramáticas y libros españoles, ¿verdad? No sé, existen muchas maneras de saludar, lo que sucede es que como yo llevo varios años enseñando español y sé que los estudiantes aprendían español en los institutos y en la facultad, y en sus tutoriales aprendían a decir: » Hola. ¿Cómo te encuentras? ¿Cómo te encuentras?» ?» Bueno, digo eso, digo: “¡Hola! ¿Que tal? ¿De qué manera te va?» Pero existen muchas formas distintas, existen muchas formas distintas. «¿Qué ocurre, hombre? ¿Qué? ¿Que andas diciendo? ¿De qué manera nos encontramos? ¿Como nos encontramos? ¿Qué ocurre?» Vale? Existen muchas formas distintas, me agrada de esta forma, me agrada de esta manera: «¿Qué afirmas?» ¿Vale? O «¿Qué me andas diciendo?» ¿No? «¿Qué me andas diciendo?» ? ¿Qué? ¿Qué ocurre? ¿Hacia dónde vas?”

Consejo: Da un panorama de tu vida profesional

Toma el comienzo de tu carrera o académica y ve hacia el desenlace. Comienza siempre y en todo momento correlativamente, pues es bastante Es mucho más simple ver la trayectoria ascendiente que hay que localizar en un candidato. Considere siempre y en todo momento comentar sobre la compañía donde trabajó, qué puesto o papel ocupó en esa compañía, cuánto tiempo estuvo en ese puesto, cuáles fueron sus mayores responsabilidades o qué otra cosa te logró sentir orgulloso de haber trabajado allí y por qué razón otra compañía

Para redactar esta historia, puedes emplear tu currículo vitae (CV) como una herramienta para no perder ningún elemento preciso para contar, pero no lo emplees leer letra por letra lo que hay, lo más esencial de este consejo es poder dar información que no está en tu currículo y que es preferible contada de manera oral en vez de redactar tanto aspecto. y en el archivo. Explota esta ocasión para comunicar historias, anécdotas o datos sobre tu vida profesional y lo que aprendiste en todos tus trabajos precedentes.

¿Qué debo nombrar?

En el momento en que el entrevistador te afirme «háblame de ti» no te quedes paralizado, no enseñes nerviosismo, desconfianza o inseguridad. Ten en cuenta que las capacidades sociables son un punto fuerte para cualquier puesto y, por consiguiente, para cualquier compañía.

Entonces, ¿cuáles son estos temas que puedes nombrar en la entrevista de trabajo? Estos son ciertos ejemplos:

Entonces, ¿por qué razón no me siento lleno?

Los últimos meses fueron agobiantes y mi salud es malísima. Era tal y como si al regresar a España mi cuerpo y mi cabeza tuviesen que llevar a cabo enormes reajustes a todos y cada uno de los escenarios. Deseaba regresar a España, deseaba poder dedicarme mucho más al coaching, poder ofrecer hablas, charlas, impartir tutoriales. Poder tener una vivienda a lo largo de por lo menos un año y alguna seguridad.

Pero yo me hago una pregunta: ¿verdaderamente entendemos lo que deseamos? ¿Qué ocurre si en el fondo necesito una vida nómada, un país extranjero donde me siento como un extraño? ¿Y si la indecisión es mi modo de vida favorito?

9 comentarios en «Cómo responder cuando te preguntan qué es de tu vida»

  1. No entiendo por qué siempre tenemos que responder con lo que hacemos profesionalmente. ¿Qué hay de nuestras pasiones? ¿Y nuestras metas personales?

  2. ¡Vaya, esta pregunta siempre me pone en un aprieto! Pero he aprendido que la mejor respuesta es: «¡Estoy en una búsqueda épica de la felicidad infinita!» 😉

  3. ¡Vaya artículo interesante! Creo que responder a esa pregunta siempre es un desafío. ¿Alguna vez has probado responder con un chiste? ¡Sorpresa garantizada! 😄

  4. ¡Vaya, menudo tema! A veces me pregunto si realmente importa qué respondamos cuando nos preguntan qué es de nuestra vida. ¿No sería mejor simplemente vivir y disfrutar sin tantas expectativas? ¿Qué opináis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *