Saltar al contenido

Cuáles son las etapas de una infidelidad

FASES Las fases en las que participa el cerebro, aun con proyecciones físicas, y que llevan a un individuo infiel a cometer una infidelidad son las próximas: Pasión: Vínculo: Misterio: Hay personas que apelan a la infidelidad prácticamente como una adicción. apego ansioso apego evitativo apego desorganizado

Entre las ocasiones mucho más graves a las que se puede combatir una pareja es la infidelidad de uno de sus integrantes. Esta infidelidad radica en una relación cariñosa o sentimental con un individuo diferente de la pareja frecuente. En estas situaciones, hay un abuso de seguridad entre las dos partes; sin esta seguridad recíproca, que pertence a los pilares básicos de cualquier relación sentimental, la pareja se ve dificultosamente perjudicada.

Nuestro término de infidelidad es bien difícil de determinar, en tanto que no supone siempre tener relaciones íntimas con otra persona. Como la seguridad es un tema muy subjetivo, cada sujeto puede estimar la infidelidad como algo nuevo. De todas formas, este pertence a los fundamentos mucho más usuales de separación; según múltiples estudios, solo el 50% de las parejas en las que entre los integrantes de la pareja les fué infiel alcanzan recobrar y socorrer la relación.

Privacidad, pasión y deber.

El sicólogo estadounidense Robert Sternberg identifica los tres elementos fundamentales de una relación: privacidad, pasión y deber, y cada relación tendría una proporción diferente de todos estos elementos. Además, su cuantía asimismo cambia durante la vida de una pareja. Por una parte, la privacidad entre 2 personas provoca que cada uno de ellos sienta una enorme cree por el otro: los dos desean hacerse contentos, comunicar y estar en comunicación, ayudándose en el momento en que lo precisan. En una relación íntima de amor, la pareja se valora intensamente. Por su parte, la pasión se apoya en impulsos, y las parejas enamoradas se sienten intensamente atraídas la una por la otra. El deseo sexual es un ingrediente propio de la pasión, si bien no se restringe a ella. Por último, el deber es la resolución de querer a la otra persona, lo que supone el deseo de sostener la relación en las buenas y en las malas. La infidelidad puede suceder en una o mucho más de estas facetas de la relación, si bien el tipo mucho más identificable es la infidelidad sexual (enamoramiento).

Puedes esconder una relación íntima, pero asimismo puedes esconder una enorme privacidad con una tercera persona con la que no tienes relaciones íntimas, u esconder proyectos y proyectos incompatibles con la relación de pareja. En todos estas situaciones, la pareja es infiel.

Liberarse del mal infiel

Da igual exactamente en qué género de infidelidad nos hallemos, el sentimiento de traición tiende a estar presente. La traición es una amenaza directa a nuestro sentido de pertenencia y seguridad en la pareja. Entonces, ¿de qué manera puedes lidiar con lo negativo de su encontronazo y liberarte de su mal coherente? Intente continuar estos siete pasos y conseguirá un enorme avance.

Reparación del daño

En el instante en que se muestra una infidelidad, se sabe que el daño ahora está hecho. En algo tan esencial como la seguridad. Un daño que está generando efectos asoladores en la persona engañada y siempre en la persona que cometió el daño. La base sobre la que se asienta la relación se vió muy perjudicada y pone en riesgo todos y cada uno de los esquemas mentales de futuro y esperanzas en la relación.

Este desperfecto va a haber que repararlo. Eso sí, al comienzo con la paciencia que se requiere para haber perdido la seguridad, pero además de esto, va a haber que prestar garantías de que el hecho no se volverá a reiterar. De ahí que frecuentemente el daño hay que repararlo con la pérdida de la independencia, lo que supone ofrecer mucho más explicaciones o ceder espacios personales. No significa perder esa independencia para toda la vida, pero se debe tener paciencia al comienzo.

¿Por qué razón eres infiel en el momento en que amas? 8 causas

Existen muchas causas por las que la gente tienen la posibilidad de ser infieles y caer en los brazos de otra. En ocasiones, una aventura es la separación exteriormente aparente de algo que se ha fracturado por la parte interior en el transcurso de un tiempo.

Otros sencillamente no tienen relación con la relación. Según la antropóloga biológica Helen Fisher, el 56 % de los hombres y el 34 % de las mujeres que abandonaron relaciones en un largo plazo calificaron esas relaciones como «contentos» o «muy contentos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *