Saltar al contenido

Cómo se le dice a una mujer que tiene muchos novios

La poligamia (o sea, un individuo que está casada con múltiples personas) se distribuye en poliginia (un hombre casado con múltiples mujeres) o poliandria (una mujer con múltiples hombres).

Para inglés, realice click aquí.

Como todos entendemos una relación a distancia es en el momento en que la gente que forman una relación personal no están juntas exactamente en el mismo sitio, las situaciones tienen la posibilidad de ser muy dispares entre todas y cada una de las parejas y bastante es dependiente de la persona que seas comunicar con la relación.

Géneros de poliamor:

  • Amor jerárquico: hay un núcleo de personas que tienen una relación mucho más angosta o mucho más intensa, que conecta con otra gente sosteniendo relaciones secundarias.
  • Polifidelidad: hay un círculo con limite de personas con las que puedes tener relaciones íntimas, pero fuera de este límite están prohibidas.
  • Amor libre o anarquía relacional: no hay limitaciones, hay independencia absoluta tanto para querer para tener sexo, pero debe ser permitido desde el comienzo.
  1. A fin de que el cariño entre múltiples personas sea algo sano, es primordial no solo que todas y cada una de las partes estén informadas, sino más bien asimismo que estén en concordancia. En caso contrario, sería una infidelidad. El acuerdo entre las partes debe de ser de la intención individual, sin presiones de la otra, ni agradarla.
  2. Es primordial llegar a un convenio sobre el desempeño de la relación y sus límites.
  3. No hay razón para meditar que los inconvenientes de relación entre 2 personas no se dan en relaciones entre mucho más personas. Por poner un ejemplo, tienen la posibilidad de manifestarse celos o temor a ser excluido. Es esencial aclarar los tiempos y ocupaciones compartidas para no producir malentendidos.
  4. La comunicación es vital. Si en ocasiones cuesta comprenderse en una relación (cada uno de ellos viene de una familia de origen con criterios, historias de vida y experiencias distintas, opiniones distintas, instantes vitales o pretensiones concretas…), puede ser aún más difícil. en el momento en que participa mucho más gente.
  5. La tolerancia y la generosidad siempre y en todo momento son buenas aliadas.
  6. Es esencial estar abierto a la evolución de la relación, ampliando o limitando los integrantes que la conforman o mudando las “reglas” internas.
  7. Jamás hay que estimar el poliamor como una manera de reactivar una pareja en crisis.
  8. En lo que se refiere a la crianza de los hijos, no hay prueba que confirme mayores inconvenientes por nacer en una familia poliamorosa o clásico. Son sencillamente distintas maneras de querer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *