Saltar al contenido

Qué significa tener mucha energía espiritual

Es la energía que da materialidad al pensamiento, a la meditación. Su energía balanceada se expresa como la aptitud del pensamiento para extenderse y conseguir algo (una misión).

La relación entre el estado anímico y el nivel de energía

La energía es la aptitud de un cuerpo para efectuar un trabajo. Todos y cada uno de los cuerpos tienen la posibilidad de amontonar energía y generar cambios en sí mismos y/o en otros elementos. En verdad, en el momento en que efectuamos cualquier actividad, lo que hacemos en background es transladar energía.

Todos y cada uno de los seres vivos requerimos diversos tipos de energía para efectuar nuestras ocupaciones, obteniéndola por medio de los alimentos. Asimismo tenemos la posibilidad de conseguirlos de la naturaleza, en concreto del viento, el agua, el calor, la luz, etcétera. Indudablemente, la energía es primordial para nuestra vida, la carencia de ella hace difícil muchas de nuestras ocupaciones del día a día, como desplazarnos, cuidarnos, trabajar o practicar deporte.

Desintoxica tu cuerpo

Si hasta la actualidad tus hábitos fueron muy dañinos para tu salud, te aconsejamos ir incorporando prácticas de desintoxicación. El ayuno intermitente, o el ayuno una vez por semana, puede asistirlo a recobrar su energía.

De igual forma, asimismo puedes escoger un día por semana y tomar jugo de frutas y verduras.

La energía que fluye

No obstante, el poder para efectuar tal servicio no está «en la persona» que se presta a ser instrumento, sino más bien en la energía que fluye por medio de él. Si eligió buscar su vibración interna, dió el paso inicial hacia la fuerza divina superior que tiene poder curativo en usted. Resulta obvio que, para tomar contacto con esta fuente y sostener su fluidez, se tienen que tomar ciertas cautelas. No obstante, la curación tiene sitio a través del sujeto no pues tome alguna precaución; esto pasa por el hecho de que ayuda a otros, dentro de determinadas leyes galácticas conocidas.

Tratándose de energía curativa que pasa mediante las manos, estas leyes se tienen la posibilidad de sintetizar de manera fácil. En una vida donde no hay pretensiones evolutivas, las manos del sujeto se usan para «agarrar» cosas para sí mismo, sosteniéndolas con objetivos únicamente ególatras. Pasa largos periodos actuando así. Más allá de que el acto de mantenerse pasa como una actitud mental, no en el chato físico, tus manos tienen esta característica: verdaderamente no dan; sencillamente toman

Promesa, especialista en temas de energía efectiva y negativa, afirma:

“Partiendo de que completamente todo en el cosmos es energía, y o sea algo que está comprobado y avalada a nivel científico, desde lo mucho más espeso hasta lo mucho más etéreo, desde lo animado hasta lo inanimado, desde lo aparente hasta lo invisible; todo, todo, todo es energía en sus formas y funcionalidades.

Lo que nos importa el día de hoy es estudiar a emplear la energía del humano. La energía es la auténtica riqueza que tenemos, la varita mágica con la que tenemos la posibilidad de lograr la vida, la armonía, la salud, la protección, la paz, la fortaleza, la prosperidad, la alegría, todo cuanto es bueno y increíble para nosotros y para el resto.

Observemos cuáles son los más habituales:

  • Vivir anteriormente: Como entrenador he trabajado con bastante gente que no avanzan en su historia por el hecho de que se quedan ancladas anteriormente, en ocasiones dolorosas y de las que se arrepienten de forma continua. Ellos reviven estos acontecimientos constantemente y no aceptan que no tienen la posibilidad de llevar a cabo nada para mudarlos. Esta actitud les hace un enorme malestar sensible y consume mucha energía que no tienen la capacidad de asignar al trabajo para hallar sus propósitos.
  • Sostener un diálogo de adentro negativo: Como ahora he comentado más de una vez, a lo largo de la niñez nos llega toda una secuencia de mensajes que incorporamos como opiniones. Varios de ellos son limitantes y hacen que desconfiemos de nuestras opciones y no nos sintamos dignos y/o capaces de lograr nuestros objetivos. Si todo el tiempo te repites a ti que no lo vas a poder, que no eres suficientemente bueno, que no mereces ese ascenso en el trabajo y oraciones afines, cada vez te vas a sentir con menos energía para hallar Cuanto quieras.
  • Estimar siempre y en todo momento agradar a el resto: Esta es una actitud muy característica de la gente con baja autovaloración y también inseguridad que procuran la aprobación del resto para sentirse bien consigo mismas. El riesgo es que, como no se animan a ofrecer un NO como contestación por temor a dejar de quererte, siempre y en todo momento hacen lo que se les solicita, anteponiendo sus pretensiones a las tuyas. Pasan tanto tiempo, esfuerzo y energía complaciendo y complaciendo a el resto que no disponen de tiempo ni energía para cuidar a sí mismos y perseguir lo que verdaderamente desean.
  • Ser exageradamente perfeccionista: Esta es asimismo una característica muy propia de la gente inseguras, que desean tener todo bajo control y no dejan el mucho más mínimo fallo. Gastan tanta energía en llevarlo a cabo todo especial que terminan exhaustos.
  • Preocuparse y rumiar en demasía: Durante mi experiencia profesional he tratado a bastante gente que desarrollan un enorme padecimiento por el hecho de que están regularmente adelantando ocasiones futuras persuadidas, pensando en lo malo que puede pasar en el momento en que verdaderamente no tienen la posibilidad de supervisarlo y en el la mayor parte de las ocasiones el tiempo que imaginaron jamás llega a pasar. Esta preocupación excesiva y foco incesante en todo lo negativo que puede pasar, aparte de producir bastante malestar, consume mucha energía y nos impide centrarnos en el aquí y en este momento.
  • Te sientes fatigado física, mental y emotivamente
  • Te falta ilusión por las cosas
  • Andas desmotivado
  • Sientes que sientes apático
  • andas irritado
  • no logras lo que te planteas
  • pospones tus obligaciones
  • andas distraído y no puedes concentrarte
  • )

  • ) Padeces agobio
  • )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *