Saltar al contenido
Inicio » Qué significa conecta con la naturaleza

Qué significa conecta con la naturaleza

Conectar con la naturaleza es dejar de opinar que somos tan esenciales, prácticamente divinos, y percatarnos al fin y al cabo de que somos humanos.

Pero, ¿qué viene antes del huevo o la gallina? Conectar con nosotros no es como prender o apagar la luz, por el hecho de que para parar la cabeza y relajar el cuerpo no es suficiente con que llegue la tarde del viernes o que lleguen las vacaciones, lo mucho más capaz es hacer más simple nuestra condición. ¿Como? Conectar con nuestra naturaleza tratándola bien. Respóndete si jamás pensaste que debía haber otro día siguiente del domingo, por el hecho de que es exactamente el domingo por la tarde en el momento en que comienzas a ofrecerte cuenta de que verdaderamente conseguiste desconectar y reposar, o explicado de otra forma, conectar con ese cambio de ritmo físico y mental. 🇧🇷

¿Te suena familiar la oración “estar ajustados con la tierra”? Bueno, en este momento explico mi reflexión. Los 4 elementos básicos de la naturaleza son el fuego, el agua, el aire y la tierra, y requerimos conectarnos con ellos por el hecho de que ellos nos hicieron y de ellos nos nutrimos. Me explico un tanto mejor. La tierra está formada por 3 capas y una cuarta por estar en contacto con el Sol que corresponden a estos 4 elementos, y nosotros nos encontramos formados por sistemas que asimismo los representan. Las capas de la tierra son la geosfera (tierra), la hidrosfera (agua) y la atmósfera (aire) a la que le prosigue la heliosfera por estar cerca del sol (fuego), y nuestros sistemas son el sistema inquieto (fuego) . , el sistema respiratorio (aire), el sistema digestivo (tierra) y el sistema urinario (agua). ¿En este momento si? Pero lo que deseo decir con todo eso, por el hecho de que esto se siente como un género de ambiente natural y lo que deseo decir es otra cosa.

Ver la hermosura de la naturaleza a través del silencio

Como afirma el profesor Thich Nhat Hanh: “el silencio interior es primordial para lograr oír la llamada de la hermosura y contestar a ella. Si no hay silencio en nosotros, si nuestra cabeza, nuestro cuerpo está repleto de estruendos, no escucharemos el llamado de la hermosura”. Si en nuestra cabeza solo poseemos un alegato que reitera lo mismo constantemente, no vamos a ser capaces de ver la hermosura que nos da la naturaleza.

Solo en el momento en que conseguimos aliviar, silenciar, aliviar la cabeza discursiva, tenemos la posibilidad de sentirnos una parte del todo. Así, volveremos a estar en contacto con nuestra genuina naturaleza. Entenderemos que verdaderamente somos una parte de lo que nos circunda y no de lo desarrollado artificialmente. Como insiste el instructor: “Mindfulness es la práctica que acalla el estruendos en nuestro interior. Sin ella, nos vamos a dejar llevar por una cosa tras otra. Entonces, nada superior que gozar de la hermosura de la naturaleza a través del silencio mental.

Baño en el bosque – «Shinrin Yoku»

Ir al baño del bosque radica en ofrecer un recorrido relajado por el bosque o cualquier espacio natural; contemplar, oír, olfatear, tocar… Es estar atento al instante, al ambiente que nos circunda, conectar con la naturaleza mediante los sentidos, gozar de la experiencia.

El baño de bosque, «Shinrin Yoku» en El país nipón, se aconseja desde 1982. Los médicos lo recetan a sus pacientes como una parte del programa de salud. En 2012, las universidades niponas hicieron una rama de investigación llamada Medicina Forestal.

De qué manera conectar con la naturaleza

Si has leído mi blog o me prosigues en las comunidades, ya conoces lo esencial que es para mí conectar con la naturaleza.

Como guía de baños de bosque aprendí a recobrar y impulsar esa conexión natural que disponemos, o deberíamos tener, los humanos con nuestro ambiente. Aplico este conocimiento para contribuir a otros a conectarse, relajarse y tomar conciencia, pero más que nada lo aplico a mí.

Provecho espirituales

Al comienzo menté la biofilia como afinidad con la naturaleza. Conectarnos con la naturaleza nos deja ver mejor nuestro ambiente. Maravillarnos con el cielo, el sol, las estrellas, las plantas y los animales nos alimenta a nivel espiritual. Nos hace mucho más agradecidos con nuestra madre Tierra.

Imagen de fotografías gratis en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *