Saltar al contenido
Inicio » Qué sería de Sol sin la Luna

Qué sería de Sol sin la Luna

Es verdad que la atracción gravitatoria del Sol asimismo genera una deformación de los océanos terrestres, pero su efecto es precisamente media fuerza lunar, con lo que, sin la existencia de la Luna, las mareas se proseguirían generando en la Tierra, pero considerablemente más enclenque, sería esencialmente como una despacio ondulación.

Nuestro mundo es único por el hecho de que tiene un satélite extraordinariamente grande: la Luna. En verdad, formamos un doble sistema planetario, algo completamente anómalo entre los planetas del Sistema Del sol. Aun su nacimiento fue anómalo: nuestro satélite nació en el momento en que nuestro mundo se encontraba en su niñez y tras el encontronazo de un elemento mucho más grande que Marte.

Si no hubiese luna, los eclipses desaparecerían y las noches serían considerablemente más oscuras. Las mareas asimismo serían distintas: en verdad, serían mucho más bajas, en torno a una tercer parte de lo que son en este momento. Todo lo opuesto de la temporada en que se formó la Luna: conforme se encontraba mucho más cerca de la Tierra, ¡las mareas alcanzaban los 9 metros!

Se dan cuenta de lo que es la extraña mácula roja en la luna Caronte

Pero una Tierra sin Luna implicaría considerablemente más que unas pérdidas culturales y nostálgicas. La Luna influye en las mareas, la inclinación de la Tierra, la reproducción y nutrición de cientos y cientos de especies, hasta el punto de que, si la Luna no tenga existencia, pondría en riesgo la vida en la Tierra. Si la Tierra se quedara sin Luna para iniciar, sería una enorme pérdida para la raza humana. Pensemos que probablemente la astronomía brotó en el momento en que el hombre comenzó a buscar una explicación a las fases de este objeto celeste. En el instante, sin la Luna, no habría luz en la noche, lo que sería amenazante para bastantes animales que están amoldados a la vida de nochea y precisan la luz lunar para subsistir.

Por consiguiente, la desaparición de la Luna tendría considerablemente más secuelas en nuestro planeta de las que pensamos. Si la carencia de luz durante la noche provocaría el objetivo de muchas especies, asimismo lo sería la desaparición de las mareas. En especial esos amoldados a los flujos y corrientes marinas que se nutren de los nutrientes que de ellos surgen, en tanto que tienen que buscar vida para conseguir nuevos nutrientes en la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *