Saltar al contenido
Inicio » Qué quiere decir el fin del mundo

Qué quiere decir el fin del mundo

La expresión fin de todo el mundo puede referirse a múltiples productos: Probables niveles desde la extinción humana hasta el colapso de nuestro planeta. Destino final del cosmos teorías científicas sobre el curso del cosmos. Juicio Final, en el cristianismo, el instante en que toda la raza humana va a ser juzgada por sus actos.

Aquí tenéis las fotografías del segundo día en el Faro Silleiro de Baiona, entre los niveles seleccionados para los Recitales del Fin del Planeta 2022, y indudablemente entre los faros mucho más lindos de Galicia costa.

No por al azar, las primeras muestras de cine apocalíptico

En esta situación, el cine nace como pensamiento de la evolución científica, como elemento introduzco en los logros de la Revolución Industrial, tomando su primeros pasos (tímidos, eso sí) como una exclusiva forma de representación artística, en un instante en el que el objetivo de los tiempos se ve mucho más como una metáfora que como una situación futura, concluyendo por ignorar su origen en la modernidad. Y no obstante, el nuevo arte no puede desvincularse terminantemente de esa tradición impuesta por los siglos que le antecedieron, quizás pues esa metáfora de la que charlábamos se utiliza para situar al humano en oposición al espéculo de sus contradicciones, en el momento en que se ha correspondiente de todo el mundo. .. y jugaba con ella como un joven que no mide la fuerza de su impulso. Em um planeta global, este mundo hace aparición como um corpo fraco, assim como nossa sociedade de opulência, que vagou a lo largo de o século XX entre as conquistas da ciência y también o horror de Auschwitz y también Hiroshima, eludiendo les paradoxos de uma sociedade cuja solidez pode ocultar a cualquier instante. No por al azar, las primeras muestras de cine apocalíptico las podemos encontrar en los años 30, inmediatamente después de aquel Jueves Negro de 1929 en el que se hundió la Bolsa de Novedosa York. En 1931, el célebre cineasta francés Abel Gance dirige y protagoniza La fin du monde2, asimismo redactada en colaboración con el astrónomo Camille Flammarion, que cuenta la inminente llegada de un meteoro que destrozará la Tierra. Podemos destacar que la película empieza con la representación de la Pasión de Cristo, como una búsqueda metafórica del principio y fin de los tiempos. Su contraparte de america la hallaríamos en el poco popular Diluvio (id, Felix Y también. Feist, 1933), donde un mortal terremoto asuela la costa oeste de los USA, y desata una enorme marea que amenaza con terminar con el planeta conforme lo entendemos.

Primeras muestras, eso sí, de un subgénero que daría sus frutos durante la historia del séptimo arte y que aquí indican la incomodidad del fin y la pequeñez de nuestra civilización frente a los estragos de la madre La naturaleza, aspecto que sería entre las bases del cine apocalíptico y que analizaremos detenidamente. En todo caso, la década de 1940 no está llena de especulaciones de esta naturaleza, si bien el horror de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto es lo mucho más cerca que estuvo el hombre de su fin. Va a ser la Guerra Fría la que dé alas a esta especulación que en ocasiones semeja tener aires de situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *