Saltar al contenido
Inicio » Que queda después del infinito

Que queda después del infinito

No existe después. Esa palabra deja de marchar rápidamente. ¿No tenemos la posibilidad de decir? ¿cualquier cosa? en tanto que el Infinito no lo deja por el hecho de que lo llena todo y nada, nada es, nada contribuye, y solo existe como tradición conceptual.

El Comité Técnico Asesor del Ibex 35 anunció que Unicaja Banco reemplazará a Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE) en el Ibex 35 desde el 27 de diciembre. La entidad va a entrar asimismo en el Ibex 35 Bancos, donde ahora están el resto de entidades que forman parte a la selección: Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter. La comisión apunta que para tomar esta resolución se consideró el periodo de control comprendido entre el 15 de junio y el 15 de diciembre del año vigente, los dos de hecho.

El tamaño del cosmos

En la mayoría de los casos, jamás nos paramos a meditar en qué grande es verdaderamente el Cosmos; las distancias están alén de nuestro los pies en el suelo y no imaginamos magnitudes en escalas galácticas. La luz recorre precisamente 300.000 km en un segundo, esto es, la distancia que nos divide de la Luna (unos 380.000 km) la recorreríamos en poco mucho más de un segundo. Exactamente el mismo tiempo que tardaría en ofrecer la vuelta a la Tierra siete ocasiones cerca del ecuador. Los fotones que van de la fotosfera del sol tardan unos ocho minutos en llegar a nosotros, y Plutón está a unas 5 horas de distancia yendo a esa agilidad. Un año luz son prácticamente diez millones de millones (diez.000.000.000.000) de km, que es la distancia aproximada a los bordes de nuestro Sistema Del sol. La estrella mucho más próxima a nuestro Sol está a poco mucho más de 4 años luz de distancia. Y para llegar en el final de nuestra Galaxia, la Vía Láctea, pasaríamos millones de años a esa agilidad. Andrómeda, entre las galaxias mucho más próximas a la nuestra, está a 2,5 millones de años luz de distancia. Las galaxias hay en cúmulos de galaxias a decenas e inclusive cientos de millones de años luz de distancia. Bien difícil de imaginar, ¿verdad?

Y sucede que el Cosmos en el que vivimos no es solo un espacio, con inmensos vacíos, en el que se desperdigan los supercúmulos de galaxias —con todo el gas y el polvo que poseen—, la enigmática materia obscura y la energía considerablemente más enigmática, discreta y obscura. ¡No! Nuestro cosmos podría ser infinito, con infinitos sistemas solares idénticos al nuestro en los que habría infinitos planetas Tierra y también infinitos nosotros, viviendo en infinitos sitios y tiempos, en los que encontraríais una inmensidad de seres amados y no tan amados.

El cosmos infinito no perceptible

Ilustración a escala logarítmica del cosmos perceptible con el Sistema Del sol en el centro, el planetas planetas interiores, el cinturón de asteroides, los planetas exteriores, el cinturón de Kuiper, la nube de Oort, Alpha Centauri, el brazo de Perseo, la Vía Láctea, Andrómeda y las galaxias próximas, la red galáctica de cúmulos de galaxias, la radiación de fondo de las microondas y lo invisible plasma del Big Bang en el borde. Crédito: Pablo Carlos Budasi

Según la relatividad particular, los elementos que están cerca uno del otro no tienen la posibilidad de desplazarse mucho más veloz que la agilidad de la luz. Sí. No obstante, esta ley no se aplica a elementos increíblemente distantes pues, en esencia, el espacio mismo se está expandiendo. En otras expresiones, no es que estos elementos viajen mucho más veloz que la luz, sino el espacio entre los 2 elementos se está expandiendo, lo que provoca que se aparten a velocidades vertiginosas (tan veloz que la luz de uno jamás va a llegar al otro). Si proseguimos la teoría de la inflación galáctica, entonces el cosmos no perceptible es por lo menos 1023 ocasiones mucho más grande que el cosmos perceptible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *