Saltar al contenido
Inicio » Qué pasaría si la Tierra deja de girar sobre sí misma

Qué pasaría si la Tierra deja de girar sobre sí misma

Si dejase de girar completamente, tendríamos medio año de luz y medio año a la noche; esto es, el día y la noche por el momento no funcionarían del mismo modo. La Tierra tendría exactamente la misma situación en oposición al Sol a lo largo de medio año. Un hemisferio ‘torrado’ y el otro en la obscuridad, muy frío.

La Tierra se formó desde los escombros que han quedado en el momento en que el Sol se formó desde el colapso de una gran nube de materia. Los escombros que se transformaron en la Tierra se arremolinaron cerca del Sol como el agua en torno a un desagüe en el momento en que se vacía una bañera, virando sobre sí.

La Tierra da un giro regularmente, una vez cada 23 horas y 56 minutos. A lo largo de ese tiempo, la Tierra asimismo se desplaza un tanto mucho más en su órbita cerca del Sol, que tarda un año en completarse.

La Tierra se detiene de forma lenta

Pongamos que la rotación de la Tierra se detiene de forma lenta, en cuestión de meses o aun años. ¿Qué ocurriría en el momento en que el mundo se detuviese completamente? Voy a omitir todo lo relacionado con de qué forma afectaría esto a las telecomunicaciones, el GPS y otras tecnologías construídas por el hombre, y solo nos vamos a centrar en de qué forma perjudica esto a un nivel natural.

Para iniciar, como da un giro solo cerca del Sol, el día duraría un año (6 meses de día, 6 meses a la noche). De esta manera, el campo imantado de nuestro mundo desaparecería y la radiación del sol destrozaría la poca vida que quedaba. Media Tierra estaría expuesta a una temperatura prácticamente molesto para la vida. La otra mitad se congelaría.

¿Qué sucedería si la Tierra dejase de girar?

La contestación del especialista es clara, todos y cada uno de los elementos y personas en la Tierra van a ser disparados en el instante en que la Tierra se detenga. Esto se origina por que la agilidad de rotación de la Tierra es de 1.770 km por hora (km/h) en el ecuador y de 0 km/h en los polos. Pese a la increíble agilidad, no nos hemos proporcionado cuenta de que nos estábamos moviendo. Entonces, se percibiría en la área una parada inmediata en la rotación de la Tierra, de tal modo que todo y todos serían «golpeados» por la fuerza centrífuga y la inercia del movimiento, incluyendo el aire, lo que crearía huracanes – vientos. de fuerza en toda la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *