Saltar al contenido
Inicio » Qué pasa si uno entra a un agujero negro

Qué pasa si uno entra a un agujero negro

Los orificios negros gustan hacia sí materia e inclusive energía, pero no en mayor medida que otras estrellas u elementos galácticos de masa afín. Esto quiere decir que un orificio negro con exactamente la misma masa que nuestro sol no «succionaría» mucho más elementos que nuestro sol con su atracción gravitatoria.

14 de marzo de 2018: Stephen Hawking muere a los 76 años

Producto anunciado en el mes de agosto de 2015

Una simulación para entender mejor el cosmos

En esta simulación, los científicos de la NASA introdujeron un enorme orificio negro virtual, con una masa semejante a miles y miles de veces la del Sol. Entonces emularon lo que sucedería si encontraran ocho tipos distintas de estrellas, representadas con distintas valores de masa y consistencia interna.

En un inicio se creyó que cuanta mucho más masa, mucho más aptitud de supervivencia contra el orificio negro. No obstante, con la simulación hallaron que este no es la situacion. En verdad, subsistieron estrellas con masas afines a la del Sol, 0,15, 0,3 y 0,7 ocasiones la masa del astro-rey, al paso que aquellas con masas de 0,4, 0,5, 3 y diez ocasiones la masa del Sol subsistieron. desfigurar.

¿Qué sucede en el momento en que entras en un orificio negro?

Tras un tiempo, el orificio negro vaporizará absolutamente su masa y va a desaparecer. Conforme te sumerges en un orificio negro, el espacio se regresa poco a poco más curvo, hasta el momento en que en el centro se regresa interminablemente curvo. Esta es la singularidad.

Ya que nada en el cosmos perceptible puede desplazarse mucho más veloz que la luz, esto quiere decir que nada, no la luz, puede salir de un orificio negro. En consecuencia, los «orificios» no tienen la posibilidad de relucir con luz propia o reflejada.

¿De qué manera entendemos qué es un orificio negro si no hemos viajado a uno? ‘ con nubes de polvo y remolinos de gas súper ardiente. Por consiguiente, su observación solo puede ser indirecta.

Los orificios negros emiten ondas de radio concretas de 1,3 milímetros de largo, captadas por radiotelescopios. Además de esto, observamos ciertos géneros de orificios negros merced a las ondas gravitacionales. Como producto de la fusión entre 2 orificios negros, se desarrollan ondas en el espacio-tiempo (pronosticadas por la relatividad) que en este momento tenemos la posibilidad de advertir.

¿Qué ocurre entonces?

Sabiendo lo previo, los instructores y físicos teóricos Javier Cano y Walter Pulimentado ―el primero del Departamento de Física de la Javeriana y el segundo del Departamento de Física de la Facultad Nacional de Colombia― hicieron una investigación en el que detallan el origen de la paradoja ―su formulación y antecedentes― y distribuyen las distintas resoluciones que se han elaborado hasta el día de hoy.

Los estudiosos examinan, comentan ―mediante ecuaciones― y dividen las resoluciones a la paradoja en 2 ‘equipos’: el equipo de Stephen Hawking, que mencionó que la información debe aceptarse como perdida, y el equipo cuántico, representado por 4 resoluciones que piensan que la información se guarda: Preskill’s, el principio holográfico, el cortafuegos y la posibilidad de tunelización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *