Saltar al contenido
Inicio » Qué pasa en tu cuerpo cuando pisas el suelo frío

Qué pasa en tu cuerpo cuando pisas el suelo frío

Los meridianos reciben energía mediante los pies, con lo que caminar descalzo sobre el suelo frío desestabilizará este punto, enfriando todo el cuerpo por la parte interior, lo que asimismo interferirá en el desarrollo de digestión.

Cabe aclarar que el frío y la humedad no causan anomalías de la salud reumáticas. Por ende, en el momento en que se muestran patologías reumáticas, hay que preguntar a un médico para entender la naturaleza y el origen del inconveniente. Se reconoce, sin comprender por qué razón, que estas condiciones climáticas agudizan los síntomas de muchas anomalías de la salud reumáticas (como artrosis, artrosis, tendinitis, cervicalgia, lumbalgia, síndrome de fibromialgia…), si bien no sucede por igual en todas y cada una casos. Todos conocemos personas que adelantan cambios en el tiempo y aprecian un brote de enfermedades recientes o pasadas en sus huesos, articulaciones, músculos, ligamentos, fascias o tendones.

Los procesos reumáticos suceden a lo largo de todo el año y en el mundo entero, si bien ciertas anomalías de la salud son mucho más usuales en la estación fría y húmeda. De esta forma, el mal articular y muscular, mucho más que el mal óseo, puede estar asociado a infecciones respiratorias, propias de esta temporada, o puede ser un efecto secundario infrecuente de medicamentos o vacunas usadas en su régimen y prevención. Otros procesos reumáticos que asimismo tienen la posibilidad de mostrarse en esta temporada son ciertas artritis reumatoide inflamatorias (como la artrosis reumatoide, la artritis reumatoide psoriásica, las espondiloartritis…); si bien en la mayor parte de las situaciones son exacerbaciones del desarrollo ahora creado, que tienen la posibilidad de necesitar un reajuste de los tratamientos sintomáticos (calmantes, antiinflamatorios y corticoides). En personas mayores de sesenta años, la clínica frecuenta enseñar, de forma especial, lo que los médicos conocemos como polimialgia reumática, con mal en hombros, caderas y cuello, mucho más pronunciado durante la noche, con enorme incapacidad servible por la mañana y persistente o empeorar a lo largo de semanas. En ocasiones es un desarrollo apartado, pero en otras ocasiones es el comienzo de trastornos mucho más graves, como la arteritis temporal, que hace la inflamación de las arterias extracraneales y, a veces, de las arterias mucho más profundas, y puede ocasionar adversidades como modificaciones visuales e inclusive la ceguera, de lo contrario, se habla oportuna y apropiadamente con altas dosis de corticoides. Es esencial efectuar un diagnóstico preciso y precoz de estas nosologías y utilizar el régimen mucho más conveniente. Actualmente tenemos múltiples terapias eficientes (curativas o paliativas) para recobrar la calidad de vida en la mayor parte de las situaciones.

Estudio ratificado

Ahora se detallan las enseñanzas aprendidas de validar los desenlaces cuantitativos y cualitativos del cuadro de mando y equipararlos con el análisis experiencial períodico:

El promedio de 47 días ( contando los días del curso de vipassana y el retiro obscuro) de caminar descalzo fue del 83%. Esto señala que fue viable no utilizar zapatos a lo largo de la mayoría del día, algo primordial para el buen avance del ensayo, puesto que, en caso contrario, el resto enseñanzas aprendidas, indicadores y desenlaces hubiesen sido muy limitados.

Caminar descalzo

¿Es bueno caminar descalzo? Seguramente todavía recuerdas a tu madre o abuela diciéndote en el momento en que eras niño que llevaras zapatos, que si no te ponías un resfriado o te picaba…

A pocos días de que empezara el verano, tus pies ven la luz del día. En verano, pocos vacilamos en sacarnos los zapatos a fin de que nuestros pies respiren (tras todo, caminar descalzos puede ser realmente liberador).

PIES

Con los pies pasa lo mismo que con la cabeza, pero por medio de otro mecanismo físico: la transferencia de energía por contacto (conducción).

Los pies están en contacto con el suelo, en consecuencia, en temporadas de verano, la utilización de zapatos mucho más rápidos o sandalias estimula la pérdida de calor y sucede lo opuesto en temporadas de frío, en tanto que tenemos la posibilidad de perder este calor o » resfriarse, con lo que una aceptable decisión de zapatos y calcetines va a ayudar a «sostener los pies fríos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *