Saltar al contenido
Inicio » Qué órganos afecta el colon inflamado

Qué órganos afecta el colon inflamado

Descripción general. El síndrome del cólon irritable es un trastorno común que perjudica el intestino abultado. Los signos y síntomas tienen dentro calambres, mal abdominal, distensión abdominal, gases y diarrea o estreñimiento (o los dos).

Si tiene los signos descritos previamente, debe preguntar a un profesional médico. Para corroborar o descartar la existencia de este trastorno gástrico, se usan múltiples criterios para detectar, clasificar y clasificar el SII:

  • Criterios de Roma. Aparición de mal o afecciones intestinales por lo menos 1 día por semana a lo largo de los tres meses anteriores a la solicitud. Este método asimismo debe ir acompañado de mal o malestar a lo largo de la defecación o cambio en la regularidad.
  • Criterios de tripulación. El mal se calma poco tras la defecación. Además de esto, hay cambios en la rigidez de las heces.
  • En lo que se refiere a las pruebas diagnósticas, los expertos acostumbran a recurrir a la colonoscopia, las radiografías, el análisis de muestras de heces o la exploración del colon a través de sigmoidoscopia maleable. En el caso de confirmación del diagnóstico, va a ser preciso continuar las advertencias indicadas por el profesional médico, que tienen la posibilidad de ser cambios en los hábitos alimenticios o régimen farmacológico.

Síndrome del cólon irritable o síndrome del cólon irritable

El síndrome del cólon irritable es un trastorno intestinal caracterizado por la aparición de afecciones digestibles: diarrea espontánea, mal abdominal, dolor estomacal, tránsito intestinal (por poner un ejemplo, estreñimiento), flatulencia, espasmos digestibles, náuseas, etcétera.

Múltiples componentes se han asociado con este trastorno y otras patologías intestinales. Entre ellas:

Sugerencias 📋

La entidad sugiere comer ensalada en el almuerzo y la cena, comer por lo menos 3 frutas cada día y, si es viable, accionar como laxante para prosperar la digestión de los alimentos. Por servirnos de un ejemplo, frutas como la papaya, la naranja, el mango, la granadilla, la pitahaya, la piña, la ciruela y su cáscara asisten a eludir el estreñimiento.

Las frutas como la guayaba, la manzana y el plátano tienen la posibilidad de ocasionar estreñimiento, con lo que tienes que eludir comerlas habitualmente. Además de esto, es esencial tomar de 5 a 6 vasos de agua cada día y escoger cereales integrales en vez de cereales refinados.

¿Cuáles son los causantes de peligro del síndrome del cólon irritable?

La patología del cólon irritable tiene una mayor incidencia en ciertos ámbitos de la población. Estos son ciertos causantes que incrementan el peligro de síndrome del cólon irritable:

  • Jóvenes. Esta patología perjudica a mucho más personas inferiores de 50 años.
  • Mujer. El síndrome del cólon irritable tiene una mayor incidencia en la población femenina. Cabe indicar que ciertos tratamientos hormonales, como los que poseen estrógenos, incrementan las opciones de desarrollar este trastorno.
  • Pacientes con antecedentes familiares. Tanto por causas genéticas como ambientales, es mucho más posible que padezcas el síndrome del cólon irritable si tienes antecedentes familiares.
  • Personas con patología mental o sensible. Ciertos trastornos mentales, como la ansiedad o la depresión, se han asociado a este síndrome. Los inconvenientes sentimentales, como el agobio elevado o ser víctima de abuso, asimismo tienen la posibilidad de ser componentes de peligro.

Signos y síntomas

Las afecciones son difusas; los pacientes acostumbran a enseñar mal en el lado derecho del abdomen y, en otras oportunidades, en el lado superior izquierdo, asociado a meteorismo, coincidente con síndrome de colon irritable.

Estos dolores acostumbran a estar socios a modificaciones en el ritmo de evacuación: estreñimiento, diarrea o los dos alternados. Los pacientes consultan por evacuaciones intestinales bien difíciles. La defecación calma el mal abdominal, pero el tolerante no la nota completamente. La distensión abdominal preocupa al tolerante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *