Saltar al contenido
Inicio » Qué hierbas son buenas para el dolor de garganta

Qué hierbas son buenas para el dolor de garganta

Es posible que no lo sepas, pero el tomillo es buena opción para tratar el mal de garganta. Un trabajo de investigación hecho en la Facultad de ?ód? descubrió que esta planta es eficiente contra las cepas de bacterias recurrentes resistentes a los antibióticos.

Consejos para impedir el mal de garganta

Si no se habla apropiadamente, el mal de garganta puede ocasionar amigdalitis, fiebre y otras anomalías de la salud mucho más agudas. De ahí que es primordial accionar lo antes posible frente a un fácil mal de garganta y, mejor aún, prevenirlo.

Si nota afecciones leves socias a otros síntomas de gripe o resfriado, aparte de preguntar a su médico y tratarlos, lo idóneo es eludir el tabaco, reposar apropiadamente, lavarse las manos antes de comer, tomar mucha agua y infusiones y llevar una dieta balanceada.

Sopa de pollo

La combinación de elementos saludables en la sopa de pollo la transforma en de los mejores remedios naturales para el mal de garganta.

Específicamente, así como se señala en un producto anunciado en la Fundación Nacional para la Investigación del Cáncer (NFCR), su contenido en ajo, verduras y pollo contribuye a acrecentar las defensas.

Erisimo, ¿qué es esto?

El erizo es una planta herbácea de forma anual correspondiente a la familia de las crucíferas. En lo que se refiere a sus peculiaridades:

  • Tiene un tallo erecto cuya altura cambia entre 30 y 80 cm
  • Sus hojas tienen un largo pecíolo y están divididas en múltiples segmentos
  • Las flores son enanas, de color amarillo limón
  • Los frutos están adheridos a las ramas y son tan puntiagudos que semejan punzones

Menta

Menta Asimismo una de esos remedios naturales para el mal de garganta que asisten a mejorarlo prácticamente inmediatamente. Entre las maneras de consumo que ya están, tenemos la posibilidad de resaltar los ricos caramelos naturales de menta (que acostumbran a conseguirse en herbolarios) que calman la irritación y son geniales pastillas para el mal de garganta.

Otra forma de consumir esta yerba aromatizada es con apariencia de té de menta. Esto se hace con unas 6-7 hojas de menta. Los pones en una taza, hierves el agua y esperas unos minutos a que se enfríe un tanto. Entonces los añades sobre las hojas, tapas y dejas entre 6 y 12 minutos. Puedes añadir miel o azúcar moreno.

Caramelos de limón y miel

Tomar caramelos de limón y miel y caramelos para la tos puede calmar sutilmente el mal de garganta.

En un bol con agua hirviendo si agregamos manzanilla a lo largo de 5 minutos. Cogemos un harapo o harapo y lo empapamos en agua ardiente y lo aplicamos en el cuello. La acción se puede reiterar en tantas ocasiones como desees.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *