Saltar al contenido
Inicio » Que hay fuera de nuestro universo

Que hay fuera de nuestro universo

El espacio exterior no está absolutamente vacío de materia (esto es, no es un vacío especial), pero tiene dentro una baja consistencia de partículas, principalmente gas hidrógeno, tal como radiación electromagnética.

La cuestión de estar fuera del cosmos es inherentemente problemática, pues primero requerimos determinar qué es el cosmos. La contestación más frecuente es el cosmos perceptible, que es dependiente de la agilidad de la luz. Pues salvo que recibamos la luz emitida o reflejada por los elementos, jamás vamos a poder ver de qué forma se ve el cosmos alén de los límites de la propagación de la luz.

Esto quiere decir que la llegada del cosmos sigue expandiéndose, y hay un límite para este desarrollo de expansión: ese límite es el . La llegada de la observación humana jamás ha sobrepasado este límite, con lo que desde este criterio, fuera del cosmos es solo el cosmos que los humanos aún no vieron.

El cosmos infinito no perceptible

Ilustración a escala logarítmica del cosmos perceptible con el Sistema Del sol en el centro, el planetas planetas interiores, el cinturón de asteroides, los planetas exteriores, el cinturón de Kuiper, la nube de Oort, Alpha Centauri, el brazo de Perseo, la Vía Láctea, Andrómeda y las galaxias próximas, la red galáctica de cúmulos de galaxias, la radiación de fondo de las microondas y lo invisible plasma del Big Bang en el borde. Crédito: Pablo Carlos Budasi

Según la relatividad particular, los elementos que están cerca uno del otro no tienen la posibilidad de desplazarse mucho más veloz que la agilidad de la luz. Sí. No obstante, esta ley no se aplica a elementos increíblemente distantes por el hecho de que, en esencia, el espacio mismo se está expandiendo. En otras expresiones, no es que estos elementos viajen mucho más veloz que la luz, sino el espacio entre los 2 elementos se está expandiendo, lo que provoca que se aparten a velocidades vertiginosas (tan veloz que la luz de uno jamás va a llegar al otro). Si proseguimos la teoría de la inflación galáctica, entonces el cosmos no perceptible es por lo menos 1023 ocasiones mucho más grande que el cosmos perceptible.

Hasta el infinito y alén del cosmos

Los cosmólogos no están seguros de si el cosmos es interminablemente grande o sencillamente increíblemente grande. Para medir tu talla, miran tu curvatura. «Si el cosmos es geométricamente de manera perfecta chato, entonces podría ser infinito. Si es curvo, como la área de la Tierra, entonces su volumen es finito», afirma el Doctor en Física.

Las mediciones recientes señalan que el cosmos es prácticamente con perfección chato. Entonces, ¿sería infinito? No tan fácil: «aun en la situacion de un cosmos chato, el cosmos no requiere ser interminablemente grande. Considere, por servirnos de un ejemplo, el área de área de un tubo. Es geométricamente chato, por el hecho de que las líneas dibujadas en la área prosiguen siendo paralelas y prosiguen teniendo un tamaño finito”, enseña el creador. De este modo, el cosmos puede ser absolutamente chato, pero cerrado sobre sí mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *