Saltar al contenido
Inicio » Qué hacer con las personas que te roban energía

Qué hacer con las personas que te roban energía

Si tienes la sensación de que algo no está bien en tus relaciones con alguien, examina la situación y toma las medidas primordiales para hacer límites claros. Deja que aquellas personas se vayan y rodéate de personas afables que sean una parte de ti y te amen con sinceridad.

Semeja que vampirizar a otra gente en el sentido de hurtarles su energía es viable y las plantas lo hacen, como lo probó un equipo de investigación biológica de la Facultad de Bielefeld en Alemania, que logró un hallazgo innovador al probar que las plantas puede obtener una fuente opción alternativa de energía de otras plantas. La información fue lanzada por Nature Communications. El hecho es que este hallazgo asimismo podría tener un enorme encontronazo más adelante de la bioenergía: prueba de que la gente asimismo consiguen energía de otra gente.

Dra. Olaf Kruse ha podido corroborar, por vez primera, que una planta (el alga verde Chlamydomonas reinhartii) no solo usa la fotosíntesis, sino más bien asimismo una fuente opción alternativa de energía: puede sustraerse de otras plantas. Las flores precisan agua y luz para medrar. Lo mismo pasa con la gente.

Qué pensamos y de qué manera estamos

  • Pensamiento elevado. Tu cabeza asimismo precisa reposar. Dale tiempo.
  • Pensamientos negativos: son ideas que nos desgastan, nos hacen perder la promesa o complican la optimización de nuestra salud.

Nota sobre pensamientos negativos:

¿Cuándo utilizar este procedimiento?

La especialista en las artes de la intuición y la canalización de energía Tanya Carroll Richardson explicó en un producto en MindBodyGreen.com que este procedimiento, que se enseña mucho más adelante, se puede emplear en el momento en que se tiene ansiedad, pensamientos acelerados o contrariedad para concentrarse.

Asimismo, si andas preocupado por un individuo cercano, ofuscado con alguien, en el momento en que interactúas con un individuo que te hurta la energía o es negativa, si pasas por un instante bien difícil o un inconveniente no te permite seguir.

3 claves para preservar tu energía

  • Tienes mecanismos de defensa para supervisarlos. Una manera muy eficaz de entrenarnos es «apagar» el encontronazo que logren tener sobre nosotros. No tengas dudas, por servirnos de un ejemplo, en repetirte a ti y como un mantra que: «consumirán mis energías tanto como yo deje».
  • Racionalizar. Hay personas que tienen la insistente práctica de charlar solo de cosas negativas, de de qué forma la vida los trata mal. Una manera de frenarlos es racionalizando con asertividad: “en lugar de lamentarte, tiene una reacción contra todo cuanto no disfrutas”, “deseo que por una vez, y solo una vez, consigas hablarme de cosas positivas”.
  • Aprende a decir “no”. Esta estrategia es tan fácil como eficaz. Desde este momento dile a tu vampiro sensible “que no tienes tiempo para oír sus críticas, que te niegas a ser una parte de los comentarios y que más que nada te niegas a que te maltraten de cualquier forma”.

Al final, hay un instante en el que precisas tomar conciencia de tus propias pretensiones para eludir que otros parasiten tu vida y la tranquilidad. Como no en todos los casos nos es viable rodearnos de personas que nos aporten equilibrio y felicidad, aprendamos ya que a tratar con respeto y madurez a quienes nos traen vientos de alta intensidad, pero asimismo con la solidez que da comprender lo que se desea. .

De qué forma eludir que te hurten la energía:

1. Si en algún momento te cuestiones de qué forma eludir que te birlen la energía, lo que tienes que llevar a cabo es dejar ir a quienes solo vienen a comunicar protestas. , inconvenientes, historias catastróficas, temor y juicio del resto. Si alguien busca un contenedor para tirar su basura, cerciórate de que no está en su cabeza.- Si eres de los que se protesta seguido, coloca atención para estudiar a relacionarte de una forma diferente.

2. Cumple tus promesas. Si aún no lo encontró, pregúntese por qué razón tiene resistencia. Siempre y en todo momento tienes derecho a cambiar de opinión, soliciar excusas, compensar, renegociar y prestar otra opción alternativa por una promesa infringida; si bien no como siempre y en todo momento. La forma mucho más simple de no postergar llevar a cabo algo que no deseas realizar es estudiar a decir NO desde el comienzo, si eres de aquellas personas a las que les cuesta decir «no» por el hecho de que les da vergüenza o temor va a estar molesto, mire el valor que pagó a lo largo de su historia. Mucho más bien, ¡es preferible llevar a cabo terapia individual para no proseguir siendo exactamente el mismo a lo largo de los próximos 25 años!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *