Saltar al contenido
Inicio » Qué es tener una naturaleza emocional

Qué es tener una naturaleza emocional

El contacto con la naturaleza te va a traer múltiples recompensas para tu salud sensible y física. Varios de los provecho sentimentales son el incremento de conmuevas agradables como la alegría, la inocencia, el exitación y el placer. Disminución de los síntomas de ansiedad y incremento de los elementos internos.

Las conmuevas chocan de forma directa en la actividad cerebral. Específicamente, el sistema límbico se encuentra dentro de las unas partes del cerebro encargadas de procesar las conmuevas. Esta red de neuronas encargadas de procesar las conmuevas se complementa con otras unas partes del cerebro como el hipotálamo y el hipocampo. El hipotálamo se hace cargo de dejar en libertad todas y cada una de las hormonas primordiales para sentir conmuevas, al tiempo que el hipocampo controla los procesos mentales relacionados con la memoria y el recuerdo de ocasiones que nos desarrollan emoción a fin de que tengamos la posibilidad rememorar estas ocasiones. Con lo que nos deja rememorar y recordar las vivencias mucho más trascendentales de nuestra vida, aquellas que entonces influirán en nuestra forma de accionar.

La amígdala asimismo pertenece a este desarrollo y del sistema límbico, en tanto que está enlazada a la contestación sensible que provocan las ocasiones vividas. La amígdala es, por consiguiente, el primordial núcleo de control de las conmuevas y sentimientos en el cerebro, controlando asimismo las respuestas de satisfacción o temor. Es una composición complicada, siendo una composición con apariencia de almendra situada en el sistema límbico del cerebro. Por otra parte, la corteza orbitofrontal, que manda órdenes sentimentales al lóbulo de adelante, es la responsable de planear nuestras actitudes en el momento en que nos llega un impulso sensible. No obstante, este no es su papel más esencial, sino asimismo acepta la compromiso de frenar los impulsos irracionales de los que en ocasiones se arrepiente el hombre.

Conmuevas Sociales, Secundarias o Aprendidas:

Brotan a consecuencia de la socialización y del avance de habilidades cognitivas. La mayor parte de los autores ubican su comienzo cerca de los un par de años y medio o tres. Son siguientes a las primarias, esto es, primero hace aparición una emoción básica y después una secundaria. Por servirnos de un ejemplo, primero hay temor y después un sentimiento de amenaza, furia…

Entre ellos tenemos la posibilidad de resaltar ciertos como:

La naturaleza como fuente de confort

A lo largo de varios años, una fuente importante de confort mental fué el contacto con la naturaleza, en tanto que el contacto con la naturaleza disminuye nuestro nivel de agobio por el hecho de que baja los escenarios de cortisol y incrementa nuestros escenarios de endorfina. Y sucede que a lo largo de prácticamente un par de años de confinamiento y aislamiento a raíz del virus SARS-Cov-2, bastante gente han encontrado en la naturaleza un aliado. Caminar en el bosque, contemplar la vegetación de un parque, proteger una planta, proteger un huerto, oír el agua de un río, por ejemplo ocupaciones, se transformaron en acciones de mayor importancia que antes. En este momento reconocemos los resultados positivos de pasar tiempo al aire libre, y esto revela de nuevo de qué forma nos beneficiamos de la naturaleza de muchas formas y que merece la pena estimar de qué manera nuestras resoluciones y acciones chocan de forma negativa en el mundo.

Los servicios ecosistémicos nos ofrecen elementos naturales o vivencias que contribuyen a nuestro confort y calidad de vida. En este momento, mucho más que jamás, estos provecho se valoran con lo que representan para la prevención y el régimen de patologías mentales. El ingreso a la naturaleza es gratis, simple de conseguir y se convirtió en una herramienta básica para batallar la ansiedad, la depresión, el agobio, por ejemplo anomalías de la salud que se han aumentado con la pandemia. Esto nos hace pensar sobre la relevancia de no perder el contacto con la naturaleza pues, culturalmente, creamos activas que nos distancian de ella. Perder esa conexión nos divide de parte de lo que somos: una clase mucho más en este mundo.

La naturaleza como apuesta por la educación

En el Colégio Campestre San Diego entendemos que la curiosidad y la imaginación impulsan el desarrollo de estudiantes sanos y contentos, mucho más que el avance sensible de pequeños y jóvenes se ve reforzada por las cuestiones y motivaciones que brotan sobre lo que les circunda en espacios llenos de naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *