Saltar al contenido
Inicio » Qué dijo Albert Einstein de la naturaleza

Qué dijo Albert Einstein de la naturaleza

Mira intensamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor? fue una oración que nos compartió el popular científico Albert Einstein, que sintetiza con perfección lo que la naturaleza puede llevar a cabo por y para sus hijos.

(Ulm, 1879-1955). Físico estadounidense de nacionalidad alemana, Premio Nobel, célebre por ser el creador de las teorías de la relatividad general y particular y por sus hipótesis sobre la naturaleza corpuscular de la luz. Es probablemente el científico mucho más popular del siglo XX. La publicación de Einstein de 1905 Sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento elaboró lo que después se conocería como la teoría particular de la relatividad. Empezó con la declaración del principio de equivalencia según el que los campos gravitatorios son equivalentes a las aceleraciones del marco de referencia. Con base en esta teoría, ha podido entender variantes hasta la actualidad incomprensibles en el movimiento de rotación de los planetas y ha podido adivinar la inclinación de la luz de las estrellas en el momento en que se aproxima a cuerpos como el Sol. Einstein siempre y en todo momento mantuvo que la única fuente de conocimiento era la experiencia. Murió el 18 de abril de 1955 en Princeton. Oraciones de Einstein: «En el momento en que me preguntaron sobre un arma con la capacidad de normalizar el poder de la bomba atómica, sugerí la mejor de todas y cada una: la paz». “Los conceptos y principios escenciales de la ciencia son invenciones libres del espíritu humano.” «La ley de la gravedad no es quien se encarga de que la gente se enamoren». «Si deseas desenlaces distintas, no hagas lo mismo». «Trata de no transformarte en un hombre de éxito, sino más bien en un hombre de valor». «Lo único verdaderamente apreciado es la intuición». “La posibilidad se oculta entre las adversidades” “2 cosas son infinitas: el cosmos y la estupidez humana; y no estoy seguro sobre el cosmos.” «La única razón por la que hay el tiempo es a fin de que no ocurra todo al unísono». «La formulación de un inconveniente es más esencial que su solución». “Ofrecer ejemplo no es la manera primordial de influir en el resto; es la única forma». «Aquel que carezca del don de la joya o del entusiasmo estaría mejor fallecido, pues sus ojos están cerrados». un lenguaje comprensible para todos.” “El estómago vacío es mal asesor.” “La debilidad de actitud se transforma en debilidad de carácter.” “La única razón por la que hay el tiempo es a fin de que no ocurra todo al unísono.” “La alegría de ver y la entendimiento es el don mucho más especial de la naturaleza.” “Lo esencial es no dejar de cuestionar.” “Es un milagro que la curiosidad subsista a la educación formal.” «Sería viable detallar todo a nivel científico, pero carecería de sentido; carecería de sentido que describieras la sinfonía de Beethoven como una variación de la presión de la onda auditiva». “Todos somos muy ignorantes. La cuestión es que no todos ignoramos exactamente las mismas cosas”. «Quien jamás cometió un fallo jamás procuró algo nuevo». “Hay una fuerza motriz mucho más vigorosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la intención”. «La palabra avance carece de sentido mientras que haya pequeños infelices». «La imaginación es mucho más eficiente que el saber». “Jamás consideres el estudio como una obligación, sino más bien como una ocasión para traspasar en el bello y fantástico planeta del conocimiento”. «Habitamos el planeta en el momento en que amamos. Solo merece la pena vivir una vida para el resto».

Dios y religión según Einstein

Empecemos con la que quizás sea la oración mucho más conocida de Einstein merced a quienes procuraron hacerle fiel: “Dios no juega a los dados con el Cosmos”. En verdad, la referencia completa, que forma parte a una carta que le escribió al matemático Cornelius Lanczos, es la próxima: «Eres la única persona que conozco que tiene exactamente la misma actitud hacia la física que yo: la creencia en entender la verdad mediante ella». algo esencialmente fácil y unificado… Semeja bien difícil echar una ojeada a las cartas de Dios. Pero que juegue a los dados y utilice métodos «telepáticos»… es algo que no puedo opinar ni por un instante.» Su intención es referirse a la esencia comprensible y organizada del cosmos, no a una creación divina. Su pensamiento se encontraba cerca del panteísmo, esto es, la naturaleza era a eso que se dedicaba. todo cuanto has leído sobre mis convicciones religiosas es patraña, una patraña que se reitera de forma sistemática. No creo en un Dios personal y jamás lo he negado, pero lo he expresado muy precisamente. Si hay algo en mí que logre nombrarse espiritual, es una admiración sin límites por la composición de todo el mundo, hasta donde nuestra ciencia puede descubrir”; o este fragmento de una carta que le escribió al pensador Eric Gutkind: “La palabra Dios para mí no es mucho más que la expresión y el producto de la debilidad humana; la Biblia es una compilación de leyendas honorable pero primitiva, si bien algo infantil.

Día de la Tierra

El día de hoy, en el Día de la Tierra, recordamos esta oración de Albert Einstein.

El Brigadier Ludwig Renn, en su viaje a USA para hallar el acompañamiento a la República en la Guerra Civil De españa, charló con Albert Einstein y este decidió respaldar a la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *