Saltar al contenido
Inicio » Qué debo hacer para vibrar en positivo

Qué debo hacer para vibrar en positivo

Esto es, vivirlas. Planteamos ciertas reacciones y movimientos que tienen la posibilidad de fomentar buenos instantes. Encara las cosas. Vestirse para el éxito. Báñate en la Luz Asiste para el resto. Relaja tu cuello. Respire profundo. Crea espacio. extendida vida a la lluvia Mucho más productos? 🇧🇷

Por Erika Struck / @reikierikastruck

¿Te pasó en algún momento que por más que hagas tus declaraciones, decretos, meditaciones… las cosas que deseas manifestar no llegan? ¿O son solo malas novedades o inconvenientes negativos que no deseas atraer? Te hablaré de entre los temas mucho más fundamentales que debemos tomar en consideración para comenzar a manifestar lo que deseas, y es la continuidad vibrátil.

Presta mucho más atención a tus pensamientos

La cabeza semeja agacharse hacia la negatividad. Siempre y en todo momento está encendido, hablándote y, generalmente, haciéndote meditar en niveles bien difíciles, intranquilidades, temor, escasez.

El estruendos mental es incesante. Si ya conoces que atraes ocasiones según tu vibración, ten en cuenta que si dejas correr esta clase de pensamientos, generarán conmuevas de baja vibración que atraerán precisamente lo que no quieres.

¿De qué manera Vibrar De forma positiva con la Ley de Atracción?

Emplea tu poder de atracción

Debemos comenzar a utilizar el poder de atracción, es esencial meditar mucho más en lo que deseamos que en lo que no tenemos ganas.

Vibrar a baja continuidad:

Por otra parte, en el momento en que la continuidad de vibración es baja, uno tiende a tener esa sensación de estar deprimido y con poca energía y imaginación.

Las bajas frecuencias vibratorias están similares con sentimientos “negativos” como la tristeza, la envidia, el temor o la furia.

12 formas de subir tu vibración al límite poder:

  1. Meditar; La meditación es una herramienta eficiente, es un viaje al interior, a tu esencia, donde te hallas a ti, un viaje donde Dios radica en lo mucho más profundo de tu ser.
  2. Equilibra los siete chakras primordiales (centros de energía corporal) del cuerpo; en tanto que son fundamentales para subir la vibración. Tenemos la posibilidad de realizar esta actividad cerrando los ojos, respirando profunda y de forma lenta y también imaginando de qué forma pasa la energía por todos los chakras y si sentimos un bloqueo en uno de estos chakras; entonces sumérgete en la curación de ese chakra.
  3. Pasar tiempo al aire libre, en la naturaleza y al sol, y si vas descalzo es mucho más bueno.
  4. Bañarse en sal marina.
  5. Alimentar responsablemente tu cuerpo físico, eludiendo alimentos industrializados o dulces, sustituyendo alimentos saludables y naturales como frutas, verduras, granos, semillas; en tanto que te asisten a subir la vibración.
  6. Formar parte en actos de voluntariado, todo lo que implique contribuir a alguien que lo necesite. Podría ser alguien que conoces o no.
  7. La gratitud es una virtud fundamental, ser complacido por todo, por la vida misma.
  8. Decir no en el momento en que sientes que es un no contribuye a acrecentar nuestra energía pues nos encontramos siendo leales a nosotros.
  9. Bailar y cantar; si te apuntas a un taller de baile, o si lo haces como hábito para descuidarte.
  10. Estar en el instante presente, toda vez que te mires yendo al pasado o al futuro, regresa a este instante, sintiendo tu respiración, y el aire que entra y sale por tu nariz.
  11. Mantén pensamientos positivos, y si brotan pensamientos negativos, sencillamente reemplázalos con pensamientos positivos.
  12. Rodéate de personas de alta vibración con las que consigas interaccionar libremente y ser tú mismo abiertamente.

En el momento en que tu sensibilidad está muy creada, puedes sentir tanto energías espesas como altas, por poner un ejemplo; en el momento en que vas a un espacio preciso y/o andas cubierto de gente; De ahí que en el momento en que las energías de determinados sitios o personas son altas y positivas, te sientes rápido, lleno de vida y en incesante alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *