Saltar al contenido
Inicio » Por qué no se me quita la tos

Por qué no se me quita la tos

Si bien en ocasiones es bien difícil detectar el inconveniente que causa la tos crónica, las causas más frecuentes son el tabaquismo, el goteo nasal posterior, el asma y el reflujo ácido estomacal. Por fortuna, una tos crónica normalmente desaparece en el momento en que se habla el inconveniente no diagnosticado.

¿Cuál es la causa de estos capítulos de tos?

Primeramente, al preguntar por qué razón tengo tos, debemos meditar en los distintos agentes que tienen la posibilidad de ocasionar estos capítulos. Indudablemente, entre las primordiales causas del reflejo fisiológico es la sequedad de garganta, que puede darse sencillamente por carecer de hidratación y/o cambios de tiempo.

¿Cuáles tienen la posibilidad de ser las causas?

Hay múltiples causantes que tienen la posibilidad de ocasionar la tos:

  • Los estímulos inflamatorios se provocan por edema o hipersecreción de la mucosa. Asimismo por irritación de rezumados en la área de la mucosa.
  • Los estímulos mecánicos asimismo se tienen que a la inhalación de determinadas partículas ahora la compresión de las vías respiratorias.
  • Los estímulos químicos tienen la posibilidad de ser ocasionados por la inhalación de gases irritantes y en especial del humo del tabaco.
  • Los estímulos térmicos por inhalación de aire muy ardiente o frío tienden a ser condiciones mucho más usuales en personas con nosologías respiratorias anteriores como la EPOC.
  • Los estímulos psicógenos tienen la posibilidad de influir tanto en personas con nosologías de base como en personas sanas en las que la tos es un mecanismo de liberación de tensión inquieta o agobio.

Crup

Los pequeños tienen crup con mucho más continuidad que los mayores y generan un sonido de ladrido al toser. Es ocasionada por una infección viral y normalmente causa hinchazón y también inflamación en la tráquea, que es la causa del característico sonido de tos cruposa. El crup acostumbra ir acompañado de voz ronca, contrariedad para respirar y, en ocasiones, fiebre. Más allá de que el crup puede ofrecer temor, en la mayoría de los casos no necesita una cita con el médico, pero si le preocupa que su hijo tenga adversidades para respirar, llévelo a su oficina local de TrueCare. En general, el más destacable curso de acción para el crup es sentarse sobre un baño de vapor y realizar otras cosas para contribuir a calmar la inflamación y abrir las vías respiratorias.

De qué manera tratar

Si la tos seca de su hijo empeora durante la noche o tras el ejercicio, un médico debe comprobarlo para advertir asma. Esta es una condición que precisa intervención médica y no desaparece por sí misma.

Asiste para hogar: supervisar los desencadenantes del asma como el polvo, el moho, el polen y la caspa de las mascotas. Si no es asma, su hijo debe tomar bastante líquido conforme la mucosidad sale del sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *