Saltar al contenido
Inicio » Donde no hay día ni noche

Donde no hay día ni noche

El sol de medianoche es un fenómeno natural que sucede a lo largo del verano en puntos al sur del círculo polar antártico y al norte del círculo polar ártico, incluyendo el norte de Noruega.

5- San Petersburgo, Rusia

San Petersburgo es la localidad mucho más septentrional de todo el mundo y tiene una población de poco mucho más de 1 millón de personas. Su localización es a una latitud tan alta que en el transcurso de un mes y medio el sol no se esconde lo bastante en el horizonte para que el cielo se oscurezca. Perfecto para conocer desde finales de mayo hasta la primera quincena de julio.

Este es el sitio mucho más próximo al Polo Norte que los humanos tienen la posibilidad de conocer y es asimismo la vivienda de los osos polares más especial. Del 20 de abril al 22 de agosto vas a poder vivir días de pleno sol.

Todo debe ver con la inclinación de la Tierra

La Tierra da un giro cerca del Sol en un chato imaginario (adjuntado con el resto planetas del Sistema Del sol) que llamamos chato orbital . El eje de rotación de la Tierra está inclinado 23,5º respecto a este chato, con lo que, en distintas instantes de su órbita, diferentes zonas reciben aproximadamente luz del sol.

En sepa de inclinación, la Tierra recibiría regularmente exactamente la misma luz. Por consiguiente, solo habría diferencias pequeñísimas de temperatura en todo el año, tal como de precipitaciones.

¿Qué es el sol de medianoche?

En los términos mucho más sencillos, es el sol que hace aparición a medianoche En la mitad de la noche, en el momento en que el cielo es comunmente un mantón aterciopelado de obscuridad, el sol todavía se puede observar precisamente.

En el Polo Ártico, el sol de medianoche se puede observar a lo largo de seis meses seguidos, de manera continua y también ininterrumpida. Cuanto mucho más al sur se mueva, el menor tiempo va a ser aparente.

EE. UU.

Los ciudadanos de Barrow, Alaska, EE. UU. experimentarán este fenómeno a lo largo de mucho más de un par de meses.

Barrow, situado en el radical norte de Alaska, es un pueblo que se dedica al petróleo, la caza y poca actividad turística.

Consejos para vivir las noches blancas

Sí. Indudablemente. Las noches blancas son uno de esos fenómenos naturales que sugiero presenciar. Eso sí, si te animas, anota este esencial consejo. Si viajas a los países norteños en estas datas, ¡esencial! Sostenga una máscara para reposar en su maleta. En varios de los hoteles del norte de Europa no hay persianas. Sin cortinas. O cualquier cosa para cerrar las ventanas.

La luz es extraordinaria mientras que uno está despierto. Pero quedarse dormido con el sol abrasador fuera de la ventana puede ser una tortura. Y un inconveniente para bastantes pasajeros al no poder amoldar sus horarios a este extraño fenómeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *