Saltar al contenido
Inicio » Dónde está el infierno

Dónde está el infierno

El infierno es subterráneo, quizás «Paradise Lost» se posiciona en los tiempos de Adán y Eva en el momento en que la Tierra aún era impecable, con lo que sería incongruente que el Infierno estuviese en el centro de exactamente la misma.

Afirma un amigo que en Números 16:31-33 charla de los hombres de Coré bajando vivos al Seol o infierno, y en Mateo 12:40 afirma que el Hijo del Hombre descenderá al corazón tres días en la tierra, o sea, Jesús estuvo en el infierno y fue allí donde salió triunfante y victorioso. La Biblia nos comunica que el infierno es un espacio de fuego y azufre. El centro de la tierra es asimismo un espacio de fuego y azufre. ¿Está el infierno en el centro de la tierra?

El pasaje bíblico que está en Números 16:31-33 donde afirma: «Y sucedió que en el momento en que dejó de charlar todas y cada una estas expresiones, se abrió la tierra que se encontraba bajo ellos. La tierra abrió su boca y se los tragó a ellos, a sus viviendas, a todos y cada uno de los hombres de Coré y a sus recursos. Y ellos, con todo cuanto tenían, descendieron vivos al Seol, y la tierra los cubrió, y fallecieron de en la mitad de la congregación.”

El infierno en la Biblia

Al comprobar qué infierno es como según la Biblia, tenemos la posibilidad de resaltar la revelación de tres avernos o sitios de tormento:

  1. Seol Espiritualmente, según el Viejo Testamento, se dividía en 2 partes: una para el resto del para los justos y otra para los desalmados

El infierno en la Biblia Católica Reina Valera

Como se puede imaginar, la Biblia tiene dentro muchas referencias al infierno para educar a los fieles y ofrecer alguna información sobre esta iniciativa.

La primera referencia está en el primer libro de la Biblia y del Viejo Testamento: Génesis, se habla del capítulo 37 donde José es vendido por sus hermanos a Egipto pues tenían celos de él. padre, Jacob, lamenta tu pérdida suponiendo que alguien había matado a tu hijo como v emos en el reverso:

Localización Espiritual.

Para comprender esta situación primero es requisito crear la composición tripartita (tres partes) o bipartita el hombre (2 partes).

El hombre está constituido por Alma, Cuerpo y Espíritu o por su lado material (Cuerpo) y su parte inmaterial (Alma y Espíritu).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *