Saltar al contenido
Inicio » Cuántos tiene Jesucristo

Cuántos tiene Jesucristo

El resultado es que hay 2 opciones: el 7 de abril de 30, según el que Cristo habría fallecido a la edad de 36 años, y el 3 de abril de 33, en el momento en que Cristo habría tenido 39 años. Piñero considera mucho más posible el 7 de abril. abril del año 33 como fecha de su muerte, y halla la explicación en Pablo de Tarso.

Pregunta:

¿Por qué razón Jesús empezó su ministerio a los 30 años en vez de a los 15, 20 o 25?

Herodes, el Mesías y el censo de Quirino

Los cuentos de los llamados Evangelios de la niñez, el de Mateo (episodios 1 y 2) y el de Lucas (episodios 1 a 3) , en la oferta 2 anclajes cronológicos: el primero, que hace aparición en Lucas 1,5 y Mateo 2,1, asegura que Jesús nació en tiempos del rey Herodes el Grande (40-4 a. C.), y el segundo, en Lucas 2,1-2, que coincidió con el censo que, en tiempos de Augusto, efectuó Cirenio en la provincia romana de Siria, y del que asimismo disponemos novedades de Flavio Josefo, historiador judío del siglo I d.C. C. quien, tanto en sus Antigüedades de los judíos XVII.355 y XVIII.1.2.26.102 como en su Guerra de los judíos VII.253, relata este censo y resalta su carácter inédito y también inédito. No obstante, se conoce con absoluta seguridad que Cirenio fue gobernador únicamente de la provincia de Siria (que en ese instante ahora incluía a Judea) en el año 6 d.C. De esta manera, los 2 reportes, el reinado de Herodes y el censo de Quirino, son incompatibles desde un criterio cronológico.

La matanza de los inocentes (1611), óleo sobre tabla de Peter Paul Rubens (1577-1640), Galería de arte de Ontario , Canadá. Herodes el Grande es un personaje con malísima reputación en la tradición bíblica -y, naturalmente, en la tradición cristiana posterior a la vida de Jesús de Nazaret- en especial por este episodio particularmente, si bien indudablemente hablamos de una historia mítica que no tenemos en cuenta reales.

Instrucción Final

Los acólitos debían anunciar al planeta los hechos de la vida, muerte y resurrección de Cristo. Además de esto, debían comunicar los secretos del plan de salvación y el poder de Jesús para la remisión de los errores. De todas y cada una estas cosas fueron presentes. Por consiguiente, debían proclamar el evangelio de paz y salvación por medio del arrepentimiento y el poder de Jesucristo al mundo entero.

“Por consiguiente, id y haced acólitos a todas y cada una de las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santurrón, enseñándoles a almacenar todo cuanto les he mandado; y hete aquí, yo estoy con nosotros todos y cada uno de los días, hasta el objetivo de todo el mundo. Amén” (Mateo 28:19, 20).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *