Saltar al contenido
Inicio » Cuando la tos necesita antibiotico

Cuando la tos necesita antibiotico

Su médico puede recetarle antibióticos si sus síntomas son graves y también tienen dentro fiebre alta adjuntado con secreción nasal y tos productiva. Asimismo se tienen la posibilidad de requerir antibióticos si se siente mejor tras unos días y los síntomas vuelven, o si la infección dura mucho más de una semana.

¿En algún momento le dió antibióticos a su hijo sin receta médica? ¿Cuáles son los peligros de ofrecer antibióticos si el pequeño no los precisa?

Un antibiótico es una substancia química con la capacidad de matar o impedir el desarrollo de determinadas clases de microorganismos. Estos son fármacos usados para tratar infecciones bacterianas. Por consiguiente, no son útiles, por servirnos de un ejemplo, para tratar virus como el del resfriado o la gripe.

Datos sobre los antibióticos

Los antibióticos se emplean para batallar infecciones bacterianas, no virales.

En el momento en que los bebés o los pequeños pequeños detallan signos de resfriado o gripe, los progenitores y cuidadores con frecuencia preguntan si los antibióticos son la opción adecuada. No obstante, los antibióticos están diseñados para batallar las bacterias, no los virus. En la mayor parte de las situaciones, un niño pequeño con un caso suave de secreción nasal, tos, mal de garganta o congestión va a mejorar sin la utilización de fármacos. Ten en cuenta que los bebés y los pequeños pequeños van a tener entre 8 y diez constipados por año, con lo que debemos tener precaución al emplear el botiquín de primeros auxilios. Hay ocasiones en las que un virus puede transformarse en una infección bacteriana, pero tomar antibióticos antes que se muestre puede ocasionar resultados consecutivos como vómitos o diarrea, o hacer una infección ocasionada por bacterias resistentes.

¿Qué son las placas en la garganta? Se forman por acumulaciones de pus, restos celulares y secreciones. Tienen una fachada algodonosa o nacarada y tienen la posibilidad de señalar una infección bacteriana, pero no en todos los casos. En otras expresiones, ver placas no es homónimo de que la infección requiera antibióticos.

La garganta roja, con rezumados, puede verse en el caso de faringitis, amigdalitis o faringoamigdalitis. En verdad, todos estos nombres se refieren a lo mismo: un desarrollo inflamatorio en la garganta desencadenado por una infección. Esta inflamación hace 2 síntomas muy propios: mal al tragar y fiebre.

¿Por qué razón se crea la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos aparece en el momento en que una bacteria cambia para defenderse del antibiótico, realizando que pierda parcial o completamente su efectividad.

En el momento en que esto sucede, esta bacteria, que es con la capacidad de subsistir al régimen con un antibiótico concreto, puede multiplicarse y también infectar a otra gente, transmitiendo sus características.

Los antibióticos no marchan para los virus

Hay 2 tipos primordiales de infecciones ocasionadas por:

  1. Bacterias o
  2. Virus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *