Saltar al contenido
Inicio » Cuáles son los alimentos que inflaman el cuerpo

Cuáles son los alimentos que inflaman el cuerpo

El alimento que inflama el cuerpo (y el que no) Azúcar. El azúcar de mesa (sacarosa) se constituye de glucosa y fructosa. Grasas trans artificiales. Aceites vegetales y de semillas. Hidratos de carbono refinados. Alcohol. Carne procesada. Aceite de oliva virgen plus. Arándanos y moras. ¿Mas cosas? 🇧🇷

La inflamación aguda es un mecanismo de defensa natural que se desata tras un traumatismo, lesión o infección, nos asiste a defendernos y arreglar construcciones.

Una mala nutrición y un modo de vida desfavorable causan inflamación interna. Esta inflamación crónica sostenida en el tiempo daña nuestra salud física, mental y sensible. Es la base de muchas patologías como el cáncer, la diabetes, la obesidad, el deterioro cognitivo, el alzhéimer, el mal, la fatiga, por ejemplo.

Complementación natural

Como siempre y en todo momento, la dieta y otros causantes del modo de vida han de ser una prioridad, pero la dieta antiinflamatoria se puede complementar con ciertos suplementos básicos apoyados por la ciencia.

  • Magnesio: es con la capacidad de desinflamar, aparte de progresar el reposo y la función inquieta (52).
  • Omega 3: el omega 3 es un nutriente con características antiinflamatorias (53), (54), que nuestro cuerpo siempre y en todo momento tuvo a su predisposición y que, hoy en día, gracias a la dieta occidentalizada, una gran parte de la población tiene discapacidades.
  • Jengibre: Hay prueba que recomienda que los suplementos de jengibre tienen la posibilidad de reducir la inflamación y el mal (55), (56).
  • Curcumina: Probado que reduce la inflamación (57), (58).
  • Resveratrol: El resveratrol es un antioxidante que está en las uvas, los arándanos y otras frutas de piel morada, tal como en el maní. Los suplementos de resveratrol tienen la posibilidad de achicar los marcadores de inflamación (59).
  • Espirulina: La espirulina es un género de alga verdeazulada con fuertes efectos antioxidantes, que se demostró que disminuye la inflamación y hace más fuerte el sistema inmunológico (60).

¿Cuáles son los alimentos que mucho más nos inflaman?

Estos son los que se tienen que eludir en lo posible por el hecho de que son probablemente proinflamatorios para el organismo.

  • Hidratos de carbono refinados. Los podemos encontrar en cereales refinados (harina, pan, pasta). Asimismo el azúcar refinado o libre y todos y cada uno de los alimentos que lo contengan, como pasteles, dulces… Estos alimentos incrementan de manera rápida los escenarios de azúcar en sangre.
  • Grasas sobresaturadas y grasas vegetales hidrogenadas o relativamente hidrogenadas. Los podemos encontrar presentes en alimentos de mala calidad sobre nutrición como embutidos, margarinas, snacks y alimentos ultraprocesados ​​por norma general.
  • Aceites de semillas refinados. O cualquier aceite refinado. El abuso de los aceites de semillas estimula la descompensación del ratio omega 3/omega 6. Este ratio se encuentra dentro de los causantes que se ha relacionado con la aparición de la inflamación.
  • Alimentos ultraprocesados. Son ricos en azúcares refinados, grasas de baja calidad, aditivos y sal. La combinación idónea para producir inflamación.
  • Nuevos análisis demostraron que esta proteína daña el intestino, ocasionando daños en su revestimiento (mucosa) y ayudando a eso que se conoce como intestino permeable. Además de esto, su consumo se ha asociado a un elevado número de anomalías de la salud y síntomas digestibles y extradigestivos. El trigo moderno es singularmente dañino, puesto que está muy cambiado y, por consiguiente, por el momento no es exactamente el mismo que consumían nuestros abuelos.
  • Alcohol y tabaco. En el momento en que charlamos de alcohol, hablamos a sus formas, dentro bebidas como la cerveza y el vino con alcohol.
  • Carnes procesadas. Como embutidos de baja calidad, hamburguesas, embutidos y procesos industriales afines. Y, generalmente, asimismo todos los que contengan aditivos como nitratos o nitritos.
  • Alimentos fritos y alimentos con partes quemadas. En el momento en que sometemos los alimentos a elevadas temperaturas (como freír o asar a la parrilla), se desarrollan compuestos que aun tienen la posibilidad de ser cancerígenos.
  • Leche de vaca. Tienen un género de proteína (caseína) que estimula la inflamación. Opcionalmente, tenemos la posibilidad de integrar pequeñas proporciones de lácteos de cabra/oveja si sientan bien (mejor fermentados), en tanto que se acepta mejor su proteína.
  • Edulcorantes artificiales. Entre ellos ciertos como la sacarina, el aspartamo, la sucralosa, etcétera. Lo idóneo es educar nuestro paladar a fin de que se acostumbre a los sabores naturales de los alimentos. Existe una alternativa mucho más saludable para emplear esporádicamente, como la stevia, el azúcar de coco o el sirope de agave.
  • Aparte de los edulcorantes, hay otras substancias muy dañinas para la salud, como los potenciadores del gusto (Y también-600 a Y también-699) y los conservantes (como los nitratos y nitritos, por servirnos de un ejemplo).

¿Qué es la inflamación?

La definición tradicional de inflamación es: enrojecimiento de la región, hinchazón, mal, sensación de calor y modificaciones funcionales. Para ofrecer un caso de muestra: te caíste y te golpeaste la rodilla. Se enrojece, duele, se seguidor y tiene contrariedad para moverla (trastorno de la función de la rodilla que se desplaza).

Este es un caso de muestra simple que podemos consultar a fácil vista. Pero hay ocasiones en las que la inflamación entra y no se observa. Solo sabes que no se siente bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *