Saltar al contenido
Inicio » Cuáles son las energías sucias ejemplos

Cuáles son las energías sucias ejemplos

Para ser concisos, las energías descuidadas son aquellas energías que son renovables y en consecuencia no asisten a resguardar el medioambiente, siendo contaminantes y dañinos para nuestro bienestar. ¿Carbón, petróleo, gas natural, uranio y agua de una represa? son solo ciertas energías del ser.

Las expresiones “energía renovable” y “energía limpia” fueron introducidas por los políticos en su lenguaje frecuente, si bien frecuentemente pervirtiendo su concepto.

Las energías renovables proceden directa o de forma indirecta del sol (del sol, eólica, hidráulica,…), y se vuelven a generar de manera natural en el momento en que las usamos. En contraste a las no renovables (petróleo, carbón, nuclear,…), que se agotan con su extracción, las renovables garantizan la sostenibilidad energética.

Energías contaminantes

Las energías contaminantes o descuidadas son aquellas que en su desarrollo de producción, distribución y consumo tienen superiores costos ambientales y causan daños ambientales notables. Estas energías tienen la posibilidad de tener secuelas asoladoras para la vida humana y animal, y para la estabilidad climático del mundo. Acostumbran a conseguirse de la quema de comburentes fósiles (como el carbón, el gas y el petróleo), si bien asimismo hay otros basados ​​en otras fuentes, como la energía nuclear.

Prosigue con: Polución

Energías limpias y descuidadas

Hola, ¿sabes quién soy? Yo soy la Tierra, sí, exactamente el mismo mundo Tierra y deseo solicitarles asistencia pues hay algo que me hace daño y ustedes, si tienen la posibilidad de, tienen la posibilidad de asistirme.

¿Sabías que todos y cada uno de los días la gente consumen mucha energía en prácticamente todas las ocupaciones que efectúan? ¿Y sabes que hay energías limpias y energías descuidadas?

Hidroeléctrica

Entre las fuentes renovables que se usan para generar electricidad es la hidroeléctrica, que más allá de que se considera entre los proyectos para generar energía mucho más limpia. No obstante, la construcción de instalaciones para la generación de energía hidroeléctrica resulta de forma indirecta en la producción de energía contaminante, puesto que destrozan ecosistemas naturales como bosques, sabanas, lagos, entre otros muchos, y ecosistemas artificiales como cultivos agrícolas, forestales, pueblos, destrozan el bien común. e inclusive generar el movimiento de comunidades enteras, provocando inconvenientes socioeconómicos.

Esta clase de proyectos necesita enormes inversiones financieras y de área, lo que supone la polución de ríos y la destrucción de considerable suma de vegetación y fauna (movimiento de aves y animales mayores). Ciertos ejemplos de construcción de represas evitan que el salmón llegue a los ríos para desovar. A lo largo de la construcción de sus yacimientos se dejan libre energías contaminantes como el metano.

Enormes centrales de energía hidroeléctrica

En la situacion de esta clase de presas, alteran ecosistemas, dañan zonas agrícolas, desplazan comunidades y destrozan su bien común.

No se debe olvidar que las presas asimismo son una fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, ahora que la construcción como los depósitos emiten toneladas de metano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *