Saltar al contenido
Inicio » Cuál es la mejor medicina para la gripe

Cuál es la mejor medicina para la gripe

¿Cuáles son los primordiales géneros de fármacos para la gripe? En la actualidad, se aconsejan 2 fármacos antivirales contra la gripe para la prevención y el régimen: zanamivir y oseltamivir. Trabajan para tratar la influenza A y la influenza B (los 2 tipos primordiales de virus de la gripe estacional).

¿Gripe? ¿Verdaderamente marchan?

Como comentamos previamente, ningún fármaco puede “sanar” los constipados y la gripe. De esta manera, las llamadas “gripecitas” no son mucho más que fármacos que calman las afecciones que causan los síntomas. Por norma general se dividen de la próxima forma:

  • Calmantes o AINE (antiinflamatorios no esteroideos por su acción calmante y antifebril): para achicar la fiebre y el mal se frecuenta elegir el acetaminofén o el paracetamol. . El ibuprofeno o el naproxeno asimismo se emplean generalmente. No obstante, tomar bastantes calmantes puede ocasionar daño hepático o gastritis. Tienen fuertes resultados consecutivos.
  • Antihistamínicos: para supervisar la secreción nasal. Un caso de muestra muy habitual es la loratadina. Estos fármacos de todos modos están hechos para supervisar el efecto de la histamina producida por una reacción alérgica. No obstante, la gente los utilizan para calmar la secreción nasal de los constipados y la gripe. Un efecto secundario es la somnolencia excesiva.
  • Descongestionantes: para calmar la congestión y congestión nasal. Tienen la posibilidad de calmar por un tiempo la congestión, pero asimismo tienen la posibilidad de acrecentar sutilmente la presión arterial. Ciertos de estos fármacos tienen la posibilidad de ocasionar resultados consecutivos como insomnio, nerviosismo y también irritabilidad. Ciertos poseen cafeína. Los descongestionantes de forma frecuente se mezclan con otros fármacos (en especial antihistamínicos) en fármacos de venta libre. Estos fármacos son «cócteles» que no en todos los casos se aconsejan para todos, en tanto que un individuo puede tolerar ciertos elementos, pero no otros.
  • Expectorantes: se usa para hacer más simple el sonarse la nariz o aflojar la producción de tos/mucosidad. Se usan para expectorar la flema. No obstante, hay substancias naturales como el jengibre, la miel y el propóleo que tienen la posibilidad de cumplir esta función de manera mucho más eficiente.
  • Antitusivos: para achicar la tos seca. La mucho más conocida es la codeína, que puede ser adictiva. Además de esto, los supresores de la tos tienen la posibilidad de ocasionar resultados consecutivos como mareos, vértigo, somnolencia, nerviosismo, náuseas, vómitos y dolor estomacal.
  • Fármacos para el mal de garganta: las pastillas asimismo se usan para calmar por un tiempo las afecciones.

Gripe: ¿qué es?

La gripe es un desarrollo viral de mayor duración y virulencia. Muy frecuentemente resfriado y gripe distribuyen síntomas, no obstante, normalmente, en el momento en que aparte de los síntomas precedentes la persona padece dolores musculares y cansancio, el diagnóstico sería el de un desarrollo gripal.

Últimamente se ha informado un incremento de casos de influenza A, que necesita mucho más reposo gracias a la fiebre alta, fatiga y dolores musculares y articulares que hace. En un caso así, debe tomar fármacos para el resfriado y la gripe para calmar los síntomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *