Saltar al contenido
Inicio » Cuál es la diferencia entre la gripe y el resfriado

Cuál es la diferencia entre la gripe y el resfriado

Generalmente, la gripe es peor que el resfriado común, los síntomas tienden a ser mucho más intensos y el comienzo tiende a ser mucho más repentino. Los constipados tienden a ser mucho más leves que la gripe. La gente resfriadas son mucho más dispuestas a tener secreción o congestión nasal que la gente con gripe.

El agente causal no es exactamente el mismo

El resfriado común es una infección viral de la nariz y la garganta, normalmente ocasionada por virus del género Rhinovirus. En este conjunto hay mucho más de cien tipos serológicos capaces de producir síntomas compatibles con constipados. Por lo menos media parta de los casos están ocasionados ​​por rinovirus, si bien asimismo tienen que considerarse como probables sospechosos los coronavirus (diez% del total), el virus respiratorio sincitial, el adenovirus y el enterovirus.

Por otra parte, los agentes causantes de la gripe son considerablemente más claros: la gripe A o la gripe B, las dos correspondientes a la familia Orthomyxoviridae. Existen varios serotipos de influenza A detectados en humanos, que históricamente han provocado distintas pandemias. Por servirnos de un ejemplo, el H1N1 provocó la conocida gripe A en 2009 y el H7N7 provocó la gripe aviar, con visibles brotes desde 2003. El virus de la gripe B es menos recurrente y menos belicoso que su semejante.

Qué síntomas buscar

Los primeros síntomas de constipados, gripe y covid-19 por lo general son afines, ha dicho El-Sayed.

Con la llegada del invierno, la gripe regresa a mostrarse, y como de año en año con novedosas variantes en la constitución del virus, que siempre y en todo momento lo hacen arriesgado. Los farmacéuticos recuerdan la relevancia de entender las diferencias entre la gripe y el resfriado común, puesto que en algunas personas las adversidades provocadas por la gripe tienen la posibilidad de ser mortales.

La gripe se identifica por la aparición inmediata de fiebre, entre 38º y 40º, con una duración de 3 a 7 días y acompañada de problemas, tos seca, falta de apetito, dolores musculares y malestar general. Por otra parte, los síntomas más habituales del resfriado son estornudos, secreción nasal, obstrucción nasal, sequedad de garganta y tos. La primordial diferencia es que los síntomas del resfriado común no acostumbran a ocasionar fiebre alta o malestar, y la gripe acostumbra mostrarse de súbito. En el resfriado común, las adversidades son menos usuales y la duración de los síntomas tiende a ser mucho más corta.

Cuando hace aparición la gripe o el catarro, el régimen farmacológico es únicamente sintomático y ha de ser siempre y en todo momento personalizado. Hay que tener en consideración, entre otros muchos componentes, cuándo se muestran los síntomas, cuál es el síntoma más esencial, si ahora te has sometido a algún régimen previamente, si eres alérgico a algún principio activo, si tienes otras anomalías de la salud o si están tolerando por tomar otros fármacos. Por todas y cada una estas causas, es esencial no automedicarse y preguntar primero a su médico o farmacéutico. El profesional farmacéutico, como agente de salud y experto en medicina, es garantía en el desarrollo de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos farmacológicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *