Saltar al contenido
Inicio » Cuál es el valor de la naturaleza

Cuál es el valor de la naturaleza

La naturaleza asimismo tiene un valor cultural, puesto que forma el ambiente de nuestra vida como humanos y da las condiciones primordiales para una aceptable salud física y mental, de esta forma para el confort sensible y espiritual.

Más allá de que la naturaleza es la auténtica base del avance y la actividad económica del mundo, su escencial relevancia no está apropiadamente representada en el mercado financiero ni en el análisis económico. Según estimaciones del Foro de discusión Económico Mundial, nada menos que precisamente medio PIB mundial, 40 billones de euros, es dependiente en determinada medida de la naturaleza y otros especialistas han calculado que la naturaleza da servicios por un valor aproximado de 110 billones de euros cada un año. Esta prueba deja clarísimo el peso definitivo de los ecosistemas en la economía global, pero, no obstante, lejos de resguardar apropiadamente nuestro primordial recurso, la actividad humana hace impactos dañinos que comprometen que la pérdida de biodiversidad y el daño ambiental representan las mayores amenazas que encarará la raza humana. combatir en las próximas décadas. Por poner un ejemplo, en la actualidad cerca de un millón de especies están en riesgo de extinción y los efectos de la crisis climática son ya un hecho en la mayor lugar de este mundo.

El Foro de discusión Económico Mundial advierte que las economías mucho más capaces de todo el mundo son las que mucho más dependen del ambiente natural: 2,7 billones de dólares estadounidenses en China, 2,4 billones de dólares americanos en la UE y 2,1 billones de dólares estadounidenses en USA. Además de esto, los tres ámbitos económicos que mucho más dependen de la naturaleza (construcción, agricultura y producción de alimentos y bebidas) desarrollan mucho más de 7 billones de euros en el mundo entero. No obstante, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad resaltan como las primordiales amenazas a las que se encarará la raza humana más adelante. Por este motivo, la Organización para la Cooperación y el Avance Económicos (OCDE) hace un llamamiento en su informe “Biodiversidad: finanzas y economía. Razonamientos para la acción” para revertir esta situación.

También, un nuevo ensayo sobre el Financiamiento del Estado de la Naturaleza (compendiado por el Programa de las ONU para el Medio Ámbito (PNUMA), el Foro de discusión Económico Mundial y la Idea Económica sobre la Humillación de la Tierra) advierte que las inversiones en naturaleza tienen que triplicarse para 2030. Estas organizaciones estiman que la el aumento económico requerido sería semejante a un total juntado de US$ 8,1 billones y una tasa de inversión de forma anual futura de US$ 536 mil millones. Los desafíos a enfrentar se relacionan con puntos tan importantes como la seguridad alimenticia, el cambio climático, el ingreso al agua bebible, la optimización de la resiliencia frente al peligro de catastrofes y nuestra salud humana y ambiental.

No tenemos la posibilidad de olvidar que los elementos naturales son la base del sistema económico del mundo y que es primordial cuidarlos para garantizar no solo el avance sostenible, sino más bien asimismo la supervivencia de la raza humana. Entre las claves que apuntan es la precisa integración del valor de la naturaleza en el sistema económico, lo que pasaría por cambios tanto en las políticas de todo el mundo como en la fiscalidad, en el sistema de comercio mundial, en las regulaciones de todo el mundo y en las estimaciones económicas de las compañías. .

Salud ambiental y humana

Hay una clara relación entre la calidad ambiental y los efectos que tiene la posibilidad de tener sobre la salud de la gente. Según la OMS, la polución del aire es el mayor peligro ambiental para la salud, puesto que el 92% de la población mundial vive en sitios donde los escenarios de polución del aire sobrepasan los límites seguros, afectando mucho más dificultosamente a mujeres, pequeños y jubilados en países subdesarrollados. Como resultado, el 23% de las muertes en el planeta, 12,6 millones de muertes por año, están similares con la polución ambiental.

Pero hasta el momento en que el sustento mismo de la población dependa de la naturaleza, hay que tener en consideración que mucho más del 80% de la dieta humana está compuesta por plantas y pescados que aportan el 20% de las proteínas animales a cerca de 3.000 miles de individuos en el mundo.

Además de esto, la pandemia de COVID-19 trajo otro inconveniente: el 75% de todas y cada una de las novedosas anomalías de la salud infecciosas en humanos son zoonóticas y están íntimamente similares con la salud de los ecosistemas. Múltiples voces avisan que los brotes virales transmitidos por animales y otras patologías infecciosas están incrementando gracias a la pérdida de biodiversidad. En verdad, entre los componentes desencadenantes de la COVID-19 probablemente halla sido la reducción del 30 % de la área forestal en el sudeste asiático a lo largo de los últimos 40 años.

Calidad del medioambiente

En Aclima se formó el conjunto de trabajo de Calidad Ambiental, que viene dentro por organizaciones que ayudan en el diseño y avance de proyectos estratégicos de innovación en la cadena de valor de medioambiente, calidad del aire y estruendos, y que dan contestación a las políticas de europa dentro en el Plan de Acción de Polución Cero de la Unión Europea.

Resoluciones fundamentadas en la naturaleza

Este término se refiere a acciones o procesos que, mediante los principios de la naturaleza, procuran arreglar distintas inconvenientes relacionados con la adaptación al cambio climático, la administración de los elementos y el agua, la seguridad alimenticia o la calidad ambiental. Su dimensión va alén del dominio ambiental, las Resoluciones Fundamentadas en la Naturaleza (SBN) engloban mucho más áreas y tienen encontronazo en la economía.

En 2020, los capitales aplicados a esta clase de actuaciones ascendieron a 133.000 millones de dólares americanos. El 92% de esta inversión fue articulada por los países del G-20, pero la mayoría (87%) se dedicó a programas internos, con lo que solo el 2% del total se destinó a países desarrollandose. Además de esto, la mayoría de las inversiones fueron de origen público, puesto que el 86% de ellas fueron promovidas por las gestiones y solo el 14% correspondió a inversión privada. Además de esto, la mayor parte de los elementos privados se destinan a compensaciones de biodiversidad, cadenas productivas sostenibles y también inversiones de encontronazo, sin asignar elementos a otras áreas de máxima importancia para la conservación de los elementos naturales.

Por consiguiente, el estudio concluye que es esencial que las compañías y también instituciones financieras divulguen los peligros financieros relacionados con el tiempo y la naturaleza, y que los gobiernos asimismo reorienten las políticas fiscales agrícolas y los aranceles comerciales. Las resoluciones fundamentadas en la naturaleza tienen la posibilidad de transformarse en entre las herramientas mucho más eficientes para emprender el cambio climático y la humillación ambiental, pero precisan una financiación correcta.

La ONU declaró los próximos diez años como la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030) y el año pasado se publicó el primer boceto del futuro Marco Global de Biodiversidad Articulo-2020.

En relación a España, cabe indicar que el Plan Estratégico de Salud y Medio Ámbito (PESMA), impulsado en conjunto por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, introduce el enfoque «Una Salud» de la OMS , que establece que la salud humana está íntimamente relacionada a la salud del mundo, de los ecosistemas y de los seres vivos que los habitan. Así, integra el encontronazo positivo de las resoluciones fundamentadas en la naturaleza en la salud humana.

hirinatur

Por su lado, Aclima creó el conjunto de trabajo Hirinatur, cuyo propósito es reunir a organizaciones con proyectos que favorezcan el avance de la cadena de valor de resoluciones fundamentadas en la naturaleza, intentando encontrar desarrollar un nicho de especialización que sea referente en Euskadi. En este conjunto de trabajo se están encauzando proyectos y proposiciones originales en el contexto de los nuevos objetivos de regeneración urbana planteados desde Europa.

Ejemplo de naturalidad

Al comprender gente novedosa, siempre y en todo momento sonríe y sé amable y espontáneo por el hecho de que ese es tu carácter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *