Saltar al contenido
Inicio » Cómo tomar el limón para subir las defensas

Cómo tomar el limón para subir las defensas

Este antídoto es tan simple como tomar en ayunas (tras vasos de agua) una cucharada de aceite de oliva virgen plus y una cucharada de jugo de limón. Esta combinación puede acrecentar de manera significativa las defensas de nuestro cuerpo.

En esta temporada del año con la llegada del calor es primordial humectar y alimentar el organismo con minerales y vitaminas. Una aceptable forma de llevarlo a cabo son los jugos naturales.

Estas composiciones son idóneas para explotar las frutas y verduras de temporada:

Lavar con agua salobre

Llevar a cabo una solución con sal y agua asiste para adecentar la mucosidad que se crea en el tracto respiratorio; vierta una cucharada chica de sal en un vaso de agua y revuelva. Así sea que realice gárgaras o ponga pequeñas gotas de forma directa en la nariz con el apoyo de un gotero, va a ayudar a sostener las vías respiratorias despejadas gracias a las características astringentes de la sal.

Por contener fitoquímicos -compuestos que asisten a beneficiar el sistema inmunológico-, el ajo es un alimento que puedes consumir, así sea en pequeños trozos o añadiéndolo a las comidas, te va a ayudar a acrecentar tus defensas.

¿Puedo realizar algo para “subir las defensas”?

Hay una secuencia de medidas que se enseñaron útiles para achicar la incidencia de contagios y contagiar “un tanto menos”:

  • Prestar lactancia materna siempre y cuando resulte posible: La leche tiene dentro anticuerpos que resguardan al lactante y además de esto forman una microbiota intestinal que influye en el sistema inmunitario. Los bebés amamantados tienen menos procesos infecciosos y de menor duración (otitis, diarreas, infecciones respiratorias…). Se describió un mayor beneficio con un periodo mucho más largo de lactancia. La OMS sugiere proseguir amamantando hasta los 2 años de edad o mucho más, con la continuidad que la madre y el niño deseen.
  • Hábitos de vida saludable:
    • Nutrición sana, diferente y balanceada. Abundante en todos y cada uno de los conjuntos de alimentos. Es la mejor fuente de nutrientes, vitaminas y minerales, fundamentales para el buen desempeño de nuestro cuerpo y nuestro sistema inmunológico.
    • Ejercicio períodico, singularmente al aire libre
    • Reposar apropiadamente
      • Eludir la exposición al tabaco (eludir el tabaquismo pasivo). El humo del tabaco se asocia a un mayor número y gravedad de patologías, eminentemente respiratorias en pequeños (bronquiolitis, asma, neumonía)
      • Sostener el calendario de vacunación cada día. Las vacunas asisten a impedir infecciones, achicar sus adversidades y achicar las muertes.
      • Medidas de higiene:
        • Lavado recurrente de manos
        • Empleo de toallitas tirables
          • Respetar el tiempo de exclusión escolar (entender qué son las exclusiones, anomalías de la salud y sus periodos) y quédese en el hogar si está enferma.

          Hojas verdes 🥬

          Lauren Arboleda es una apasionado de los superalimentos, que merced a su alta concentración de antioxidantes, grasas saludables y vitaminas son muy ventajosos para el organismo.🥬 ¿ Uno de ¿tus preferidos? Verduras de hoja verde como el brócoli, las acelgas, las espinacas… que contienen grandes cantidades de aminoácidos, ácidos grasos omega y fibra.

          “Disminuye el consumo de azúcar añadido en tu dieta, que termina con las bacterias buenas del sistema digestivo, afectando asimismo al sistema inmunológico”, Lauren Arboleda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *