Saltar al contenido
Inicio » Cómo tener una mente limpia según la Biblia

Cómo tener una mente limpia según la Biblia

Para tener la cabeza clara debemos esmerarnos siempre y en todo momento por meditar en las cosas de Dios; debemos buscar siempre y en todo momento las verdades del Evangelio y rezar regularmente. Se garantizan enormes bendiciones si lo hacemos.

(Mateo 5:27, 28; Salmo 119:9-15)

INTRODUCCIÓN: Frecuentemente creemos que la polución está en el ámbito que nos circunda, pero prácticamente jamás pensamos en la polución en el corazón. No obstante, o sea lo que Jesús vio: «Por el hecho de que de dentro, del corazón de los hombres, van los pésimos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los asesinatos… Todas y cada una estas maldades de dentro van, y contaminan al hombre» (Mt. 7:21 – 23). Indudablemente, el mayor desafío para todo fiel es resultar puro. El fiel es como esa flor blanca que medra en las minas de carbón. Que pese a todo cuanto le circunda, logra sostener su color y brillo. Se conoce que los pensamientos y los impulsos pertenecen a los inconvenientes mucho más graves con los que nos encaramos todos y cada uno de los días. Aseguran que el 90% de las compras se hacen por impulso. ¿Ha sentido cuántas ocasiones la gente devuelven un producto por el hecho de que se dieron cuenta que no era lo que estaban intentando encontrar? Lo que hacemos está preciso con lo que pensamos; pero más que nada con lo que observamos. Conque no es verdad que lo que ves no te perjudica. Si es de esta manera, ¿por qué razón la gente que creen en la televisión invertirían millones de dólares estadounidenses en un comercial en únicamente una fracción de segundo? ¿Por qué razón piensa que la pornografía pertence a los modelos mucho más buscados en Internet, películas, televisión y gacetas? Los expertos en esta problemática nos charlan desde la adicción desmandada a efectos psíquicos y espirituales, con secuelas muy perjudiciales para todos los que la practican y para todos los que están muy cerca de ellos. Jesucristo, el Profesor más especial, nos descubrió en entre los contenidos escritos mucho más espectaculares de las Escrituras, la guerra del corazón humano: “Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo les digo que cualquier persona que mira a una mujer para codiciarla, ahora adulteró con ella en su corazón. El viejo mandamiento ponía la prohibición instantaneamente mismo, pero Jesús la ponía en los pensamientos; ahí comienza todo. Por consiguiente, el interrogante que mucho más precisará ocupar nuestra atención va a ser de qué manera tenemos la posibilidad de combatir esta guerra del corazón. Pienso que a todos nos interesará saberlo. Observemos ciertos pasos.

3 contrincantes espirituales que tratan de supervisar tu cabeza

Pablo ha dicho en Romanos 7:23: “Pero veo otra ley en mis integrantes, que se subleva contra la ley de mi cabeza, y que transporta cautivo a la ley del pecado que está en mis integrantes” (RV1960).

¿Te pasó en algún momento que en ocasiones te hallas realizando cosas que verdaderamente no deseas realizar? Esa guerra se da en tu cabeza entre la vieja criatura del pecado y la novedosa criatura de las buenas proyectos.

Personalidad según Dios

PERSONALIDAD – ESTADOS MENTALES

Dios nuestro padre examina la cabeza del humano, la biblia afirma: «Yo soy Jehová, a quien busco la cabeza, pruebo el corazón, para ofrecer a cada uno de ellos según su sendero, según el fruto de sus proyectos.” (RV) Este examen según las peculiaridades de los estados mentales asignó los próximos nombres: La cabeza carnal, la cabeza corrompida , la cabeza oscurecida, la cabeza vanidosa, la cabeza cauterizada, la cabeza reprobada y la cabeza espiritual que influyen en la personalidad

2 – Con música

Tienes canciones preferidas, colócalas para motivarte. Percibir ciertas de mis canciones preferidas de los años 80 y 90 me transporta al pasado y me da una sensación de completa felicidad que no las tareas mucho más pesadas tienen la posibilidad de quitarme.

Bastante con frecuencia descuidamos nuestras bendiciones: nuestra familia, nuestro hogar. los elementos que amontonan polvo y mugre semana tras semana en un esfuerzo por centrarse en lo evidente, lo básico. Valora los elementos que tienes en el hogar y cuídalos bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *