Saltar al contenido
Inicio » Cómo son las heces de una persona con cáncer de colon

Cómo son las heces de una persona con cáncer de colon

Sangre en las heces (muy rojas y refulgentes o muy oscuras) Heces mucho más finas de lo común. Mal o calambres usuales ocasionados ​​por gases, o sensación de plenitud o hinchazón. Pérdida de peso sin razón famosa.

El cáncer de colon es de forma fácil prevenible, pero la carencia de educación y también información de la población provoca que su detección sea tardía.

«Este examen no lo hago… ¡entonces sale algo malo!» Si ahora lo has dicho, ¡este producto es para ti! Probablemente esta actitud haya provocado muchas muertes que podrían haberse eludido.

Componentes de peligro y prevención

En la mayor parte de las situaciones (precisamente el 75%), el CCR se lleva a cabo en personas sin antecedentes personales o familiares de la patología. Todos los otros CCR suceden en personas que tienen un peligro agregada gracias a: antecedentes personales de adenomas únicos o múltiples, CCR o patología inflamatoria intestinal, y antecedentes familiares de CCR o adenomas únicos o múltiples.

Para impedir el CCR se aconseja:

Relevancia del diagnóstico precoz

El cáncer de colon se encuentra dentro de los pocos cánceres que se puede hacer un diagnostico precozmente, esto es, antes que la persona nota algún síntoma. Para esto se usan distintas pruebas y solo si la primera es efectiva, o si hay claros rastros de algún inconveniente, se usan otras para confirmarlo:

  • Prueba de sangre esconde en heces: es sencillísimo y también indoloro y se utiliza para advertir si hay sangre en las heces. Lo efectúa nuestro tolerante en su residencia. Se recopila una exhibe de heces a lo largo de tres días sucesivos y se deposita en un sobre particular que tiene dentro múltiples tiras reactivas. La lectura de prueba la efectúa personal sanitario y radica en poner unas gotas sobre las tiras y ver si cambian de color. En un caso así, el test es positivo, o sea, hay sangre en las heces, y se precisan mucho más estudios para hacer un diagnostico su origen (hemorroides, pólipo, tumor malvado…).
  • Análisis de sangre y orina: se usan para comprender el estado general del tolerante y advertir adversidades socias al desarrollo tumoral.
  • Tacto rectal: el tacto rectal radica en la exploración digital del ano y una parte del recto. El médico se pone un guante y utiliza lubricante para mover delicadamente el dedo a través del ano y examinar el área, intentando encontrar cambios en las paredes del recto.
  • Colonoscopia: con este examen es viable ver la mucosa de todo el colon y el recto mediante un tubo largo y maleable (endoscopio) que se introduce por el ano. En su radical tiene una luz y una cámara que dejan ver en un monitor de televisión cualquier cambio en la mucosa. Para efectuar esta prueba, la persona debe continuar una dieta particular a lo largo de 2 o tres días y utilizar laxantes antes de la prueba a fin de que el colon y el recto estén limpios. En la actualidad, la colonoscopia se efectúa bajo sedación. De esta forma, el tolerante no siente mal, está relajado e impide las afecciones que genera la distensión del tubo digestivo al ingresar el endoscopio.
  • Biopsia: si el médico mira una lesión sospechosa a lo largo de la colonoscopia, extraerá una pequeña exhibe de tejido, que habrá de ser analizada para corroborar o descartar la presencia de cáncer.
  • Otras pruebas: si al final se diagnostica cáncer de colon, se tienen que efectuar otras pruebas para entender si la patología afectó a otros órganos o perjudica solo al tubo digestivo, como radiografía de tórax, ecografía y marcadores tumorales.

¿Qué es el cáncer de colon?

El colon o intestino abultado es la porción del tubo digestivo ubicada entre el intestino angosto y el recto y se constituye de 4 partes: ascendiente, descendente, transversa y sigmoidea. Su función es esencialmente absorber agua y sales de los alimentos digeridos en los tramos superiores del tubo digestivo. El recto es el tramo final del tubo digestivo y su función es conformar y guardar las heces.

El cáncer del intestino abultado es el cáncer más habitual del sistema digestivo. El cáncer de colon la mayoria de las veces se transforma en una lesión benigna llamada pólipo, que con los años puede transformarse en un tumor malvado. En ocasiones asimismo perjudica el área rectal (radical del colon) y lleva por nombre cáncer colorrectal. Solo el 5-diez% de estos pólipos se transforman en cáncer.

¿Qué es una colonoscopia y exactamente en qué radica?

La colonoscopia es un examen médico que examina el interior del intestino abultado o colon, tal como el desenlace del intestino angosto. El examen se hace con un instrumento que tiene una cámara y luz propia, llamado colonoscopio.

Lo que busca este examen es hallar probables anomalías en las paredes del intestino abultado, que tienen la posibilidad de ser ocasionadas por otras patologías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *