Saltar al contenido
Inicio » Cómo se toma el ajo para las infecciones

Cómo se toma el ajo para las infecciones

Empleo curativo del ajo Tomar hasta 5 ml (2 medidas de cuchara soperas) de jugo con miel o agua un par de veces cada día para batallar infecciones, arterioesclerosis o achicar el peligro de trombosis.

El ajo (Allium sativum) pertence a los “antibióticos” naturales mucho más económicos y efectivos libres. Se considera la hortaliza con mucho más características curativas y, más que nada, para batallar y impedir infecciones. A fin de que el ajo sea eficiente como curativo general y antibiótico, debe comerse crudo. No es requisito obtener ningún compuesto a partir de ajo, ni perlas de ajo… puesto que tenemos la posibilidad de tomar un diente de ajo picado 3 ocasiones cada día (tragado sin masticar como pastillas) y va a tener la concentración bastante para tratar cualquier infección y muchas otros trastornos.

El ajo tiene dentro sulfuro de alilo, por ejemplo substancias, que es bueno para la digestión en tanto que impulsa la secreción de jugos digestibles. Además de esto, impulsa el sistema inquieto, es antiséptico, se utiliza para calmar alergias, asiste para batallar los parásitos intestinales y se emplea como antídoto contra venenos. Depura los bronquios prestando asistencia a volver a poner la salud de los pulmones y asiste para remover la mucosidad. Disminuye de manera eficaz la hipertensión (1 diente de ajo cada día y una dieta baja en sal, carnes y grasas evita y cura la hipertensión y optimización el sistema inmunitario), y evita inconvenientes cardiacos. Quizás por todas y cada una estas características, comúnmente se le atribuían poderes mágicos.

El ajo crudo es mucho más eficiente

Pero para conseguir mejores desenlaces se aconseja comer ajo crudo, puesto que la cocción reduce su efectividad, con lo que es preferible añadir uno o 2 dientes de ajo fresco picado en ensaladas o como guarnición, con aceite de oliva, para verduras cocinadas separadamente. Los inconvenientes de sinusitis relacionados con el resfriado asimismo se tienen la posibilidad de calmar comiendo un diente de ajo pelado un día antes del desayuno. Puedes tomar un vaso de agua adjuntado con el ajo para eludir el malestar estomacal. El consumo de ajo fresco asimismo puede calmar la bronquitis, en tanto que descompone la mucosidad en el pecho. Hay que tener precaución si se están tomando anticoagulantes o fármacos para regular la glucosa en sangre, en tanto que en un caso así no hay que emplear el ajo como método hecho en casa.

Para eludir el mal aliento provocado por comerlo, tenemos la posibilidad de recurrir a trucos fáciles como masticar perejil fresco o remolacha roja tras ingerirlo.

Preparación

  1. Primero, cada ajo hay que recortar en 4 partes y después combinar con medio litro de vino tinto en un frasco de vidrio.
  2. La botella debe cerrarse realmente bien y reservarse a lo largo de un par de semanas en un espacio de la vivienda que reciba luz del sol.
  3. A lo largo de estas un par de semanas hay que agitar el frasco todos los días, 2 o tres ocasiones cada día.
  4. Por último se cuela el líquido y se vuelca en un frasco obscuro para reservar el fármaco y ingerirlo todos y cada uno de los días.
  5. La dosis día tras día puede ser de hasta medio vaso cada día, diluido en agua o pura, tibia o ardiente; ya que bien, toma una cucharada chica de esta bebida tres ocasiones cada día en el transcurso de un mes seguido. Lo idóneo es llevar a cabo este antídoto cuando menos un par de veces por año.

Fuente: El Portal del Chacinado

Sugerencias de empleo de los 3 Doshas

– Utiliza el ajo de forma regular en tu vida día tras día, en pequeñas proporciones.

– Como medida precautoria, la cantidad sugerida es de 1 a 2 dientes de ajo (1 a 4 gramos)/día. No obstante, debe conseguir la dosis correcta para usted según la naturaleza de su estado anímico, su Dosha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *