Saltar al contenido
Inicio » Cómo se toma el ajo como antibiótico

Cómo se toma el ajo como antibiótico

A fin de que nuestra salud esté en medio de una forma, se aconseja tomar una media de 2 dientes de ajo cada día que puedes consumir en tus recetas o en pastillas, mezclado con agua.

El ajo (Allium sativum) se encuentra dentro de los “antibióticos” naturales mucho más económicos y efectivos libres. Se considera la hortaliza con mucho más características curativas y, más que nada, para batallar y impedir infecciones. A fin de que el ajo sea eficiente como curativo general y antibiótico, debe comerse crudo. No es requisito obtener ningún compuesto a partir de ajo, ni perlas de ajo… en tanto que tenemos la posibilidad de tomar un diente de ajo picado 3 ocasiones cada día (tragado sin masticar como pastillas) y va a tener la concentración bastante para tratar cualquier infección y muchas otros trastornos.

El ajo tiene dentro sulfuro de alilo, por ejemplo substancias, que es bueno para la digestión puesto que impulsa la secreción de jugos digestibles. Además de esto, impulsa el sistema inquieto, es antiséptico, se emplea para calmar alergias, asiste para batallar los parásitos intestinales y se emplea como antídoto contra venenos. Depura los bronquios prestando asistencia a volver a poner la salud de los pulmones y contribuye a remover la mucosidad. Disminuye con eficacia la hipertensión (1 diente de ajo cada día y una dieta baja en sal, carnes y grasas evita y cura la hipertensión y optimización el sistema inmunitario), y evita inconvenientes cardiacos. Quizás por todas y cada una estas características, comúnmente se le atribuían poderes mágicos.

Ajo y antibiótico del vinagre de manzana

A las características antibióticas del ajo se aúnan las del vinagre de manzana. Este género de vinagre contrarresta los altos escenarios de acidez en la sangre, las infecciones y las defensas desgastadas.

El vinagre de sidra de manzana tiene dentro vitaminas B y C, ácidos málico y tartárico, aparte de pectina, una fibra que resguarda los intestinos. Entre ellos conforman una preparación natural que inhibe el desarrollo de bacterias y virus; Para mejorar sus efectos, sus elementos han de ser absolutamente orgánicos.

El origen del ajo

El ajo forma parte a la clase Allium sativum, y se identifica por un gusto y fragancia muy especial y desapacible para bastante gente. No obstante, otros muchos lo hallan sabroso y abogan por su inclusión en varios guisos y preparaciones habituales.

De esta manera, el ajo forma parte al conjunto de verduras que comparte sector con la cebolla o el puerro, por poner un ejemplo. Se estima que el origen del ajo se remonta al suroeste de Siberia, si bien su origen no está totalmente claro. No obstante, se conoce que era muy apreciado en las etnias viejas: aun los egipcios, helenos y romanos consideraban al ajo como una increíble medicina.

Cautelas

. En el caso de adicción (muy aumentada) Pitta – NO coma ajo.

. No se aconseja la utilización continuado de enormes dosis a lo largo del embarazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *