Saltar al contenido
Inicio » Cómo se cura la gastritis para siempre

Cómo se cura la gastritis para siempre

La gastritis crónica normalmente se habla con fármacos llamados inhibidores de la bomba de protones y antiácidos. Estos tratamientos tienen como propósito normalizar los ácidos estomacales y contribuir a sanar el revestimiento del estómago.

Este contenido es único para integrantes de nuestra Suscripción Digital, Suscripción Digital + Impresión, Suscripción Digital + Impresión De forma anual, Suscripción Digital Bi-Puntos semestral y Suscripción Digital De forma anual Bi-Puntos. ) Fármacos y dieta para sanar la gastritis crónica

La dieta rigurosa y la utilización de protectores gástricos representan en la actualidad el régimen mucho más eficiente para sanar la gastritis crónica. Los protectores de estómago son fármacos que cubren las paredes del estómago y evitan que el ácido estomacal irrite la mucosa gastrointestinal. Estos fármacos asimismo asisten a achicar la inflamación y hacen más fácil la cicatrización de lesiones.

Gracias a su alta efectividad, los inhibidores de la bomba de protones son medicamentos extensamente usados en el régimen de la gastritis crónica; dismuyen la proporción de ácido estomacal al accionar sobre las células que lo generan. Entre los mucho más populares están el omeprazol, lansoprazol, esomeprazol, pantropazol y dexlansoprazol.

Síntomas de la infección por H. Pylori

  • Dolor estomacal (si es más frecuente en ayunas puede ser una úlcera; si te molesta al comer tiende a ser gastritis).
  • Reflujo o ardor en la parte de arriba del abdomen.
  • Hinchazón o inflamación del estómago.
  • Saciedad temprana (en el momento en que se ha ingerido poca proporción de comida).
  • Náuseas o vómitos.
  • Anemia y debilidad.
  • Melena (heces oscuras).
  • Pérdida de peso.

Esta bacteria engaña al sistema inmunológico, las células inmunes se sitúan cerca de las lesiones pero la infección se regresa crónica y los síntomas empeoran si no se habla.

Ajo

Más allá de que es verdad que el ajo puede ser tóxico para los perros, esto solo sucede en el momento en que se administra en enormes proporciones. En cambio, si le ofrecemos un diente de ajo picado con su comida frecuente, el ajo le va a ayudar a batallar cualquier agente infeccioso que le esté ocasionando la gastritis, puesto que es de los mejores y mucho más poderosos antibióticos naturales.

El arándano colorado americano nos va a ayudar en el caso de gastritis infecciosa o en el momento en que hace aparición a consecuencia de una nosología renal. Esto se origina por que esta clase de arándano es abundante en proantocianidinas, substancias con probada actividad antibiótica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *