Saltar al contenido
Inicio » Cómo saber si tengo un virus o una bacteria en la garganta

Cómo saber si tengo un virus o una bacteria en la garganta

La prueba rápida de estreptococo radica en tomar un hisopo de la garganta con un hisopo de algodón y examinarlo. Esta prueba exhibe de manera rápida si la causa de la patología es el estreptococo del conjunto A. Si la prueba es efectiva, el médico puede recetar antibióticos.

La faringitis, generalmente llamada angina, es una inflamación de la garganta o faringe, en general ocasionada por una infección bacteriana o viral. Desde el Servicio de Pediatría comentan que la mayor parte de ellos, más que nada en pequeños inferiores de 2 años, están ocasionados por síntomas víricos.

Los virus prevalecen en todas y cada una de las edades, pero entre los 2 y los 15 años comienzan a manifestarse ciertas bacterias. Clínicamente, los cuadros de faringitis viral o bacteriana son idénticos y, para conocer la causa, se efectúa un hisopado de la mandíbula y, dependiendo del resultado, se establece la utilización o no de antibióticos.

Descargue el dossier de la Charla

Diagnóstico y régimen

Si su hijo tiene mal de garganta persistente (no desaparece tras el primer trago de la mañana), acompañado o no de fiebre, cefalea, dolor estomacal o cansancio radical, debe preguntar a su médico. Esta llamada puede hacerse aun con mucho más urgencia si su hijo semeja estar muy enfermo o tiene contrariedad extrema para respirar o tragar (lo que le hace babeo). Esto podría señalar una infección mucho más grave.

El médico examinará a su hijo y puede efectuar un cultivo de garganta para saber la naturaleza de la infección. Para realizar esto, van a tomar una exhibe de la parte de atrás de la garganta y las amígdalas con un aplicador con punta de algodón, entonces extenderán la punta en un plato de cultivo particular que deja que medren las bacterias estreptocócicas, si las hay. La placa de cultivo en general se mira veinticuatro horas después para advertir la existencia de bacterias.

Infección viral

La causa mucho más recurrente de amigdalitis aguda es la colonización de las amígdalas por virus que acostumbran a perjudicar a las vías respiratorias; Otros virus, como el encargado de la mononucleosis (o patología del beso), el herpes o el VIH asimismo son causantes de la amigdalitis. En esta clase de infección, la garganta muestra placas a lo largo de múltiples días y se soluciona espontáneamente sin dejar consecuencias.

  • Comienzo gradual y empeoramiento progresivo
  • Fiebre moderada (comunmente inferior a 39ºC)
  • Mal de garganta moderado
  • Presencia de pequeños ganglios linfáticos en el cuello
  • Enrojecimiento de las amígdalas
  • Incremento suave a moderado del tamaño de una o las dos amígdalas.
  • Poco efecto sobre el estado general.

¿Y exactamente en qué se distinguen?

-La amigdalitis viral es la mucho más recurrente, los síntomas tienden a ser mucho más leves. Es común hallar la garganta rojísima, en ocasiones con vesículas; asimismo van a tener mucosidad, en ocasiones estornudos, fiebre y tos. Gracias a que son virales, NO se tratan con antibióticos. La evolución es benigna, curan en pocos días y no muestran adversidades. Esta clase de infecciones son propias de pequeños mucho más pequeños, inferiores de 3 años.

-La amigdalitis bacteriana, que representa solo el 30% de todas y cada una de las infecciones de garganta, es inusual en pequeños inferiores de 3 años. Acostumbran a tener fiebre alta, mal de garganta profundo, mal aliento y, muy generalmente, las reconocidas “placas de pus” en las amígdalas. Solo en esta situación los vamos a tratar con antibióticos. El régimen de decisión es penicilina/amoxicilina oral cada 12 horas a lo largo de diez días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *