Saltar al contenido
Inicio » Cómo saber si es el Espíritu Santo que me habla

Cómo saber si es el Espíritu Santo que me habla

Rasband, del Quórum de los 12 Apóstoles, enseñó: ?El espíritu charla con expresiones que sentimos. ¿Son estos sentimientos frágiles, un despacio impulso de accionar, de realizar algo, de decir algo, de reaccionar de determinada forma?1.

“El Espíritu Santurrón va a venir y les va a ayudar, pues el Padre lo mandará para ocupar mi sitio. El Espíritu Santurrón les va a enseñar todas y cada una de las cosas y les recordará todo cuanto les he enseñado” (Juan 14:26 NTV).

Dios charla a través del Espíritu Beato. Te ofrece pensamientos. Te ofrece recomendaciones. Pone impresiones o ideas en tu cabeza. En el momento en que el Demonio te charla, te tienta. Pero en el momento en que Dios charla a tu cabeza, te inspira.

Dios charla mediante lo que te pasa

¿Conoces la historia del hombre que experimentó una inundación en su localidad y oró infatigablemente a Dios a fin de que lo salvara? El agua subió a una agilidad temible y este hombre subió al techo de su casa, donde prosiguió orando a Dios. Entonces llegó un hombre con una barca y se ofreció a asistirlo, pero el hombre -que verdaderamente aguardaba ver a Jesús con su túnica y prácticamente caminando sobre el agua- mencionó que no y prosiguió “aguardando la salvación” desde su techo. Al llegar al cielo, tras ahogarse, Dios le preguntó por qué razón ignoraba Su asistencia. El hombre desconcertado por último comprendió que Jesús de manera frecuente emplea personas y situaciones como instrumentos de su obra y gloria.

Observad en la vida diaria las pequeñas y enormes respuestas de Dios a vuestras súplicas y pretensiones; Están ahí, deseando que los mires para agradecer y glorificar la amabilidad y elegancia de Dios.

La diferencia entre el espíritu y la ansiedad

Primero, repasemos cuáles son los permisos del Espíritu. El Espíritu Santurrón nos enseña la realidad y nos llena de amor, promesa y consuelo. Los sentimientos que vienen del Espíritu no en todos los casos son positivos, él asimismo es con la capacidad de advertirnos de cualquier riesgo físico y espiritual.

Mas el fruto del Espíritu es amor… Gálatas 5:22 ¿De qué forma sé si verdaderamente he recibido el Espíritu Santurrón? Por los frutos que indudablemente empezarán a manifestarse en mi vida. El primero de estos frutos es el cariño.

Este no es un amor sentimental, sino más bien un amor que nace de lo justo y éticamente acertado. O sea, el cariño que procede del Espíritu Beato no siempre anima a la gente a querer a mucho más de un individuo, pero las induce a realizar y obrar bien con ellas.

Por servirnos de un ejemplo, un individuo carnal, vacía de Espíritu, naturalmente puede sentir odio hacia el compañero de trabajo que charló mal de él al jefe, aparte de buscar venganza en la primera ocasión. Pero alguien lleno del Espíritu no cobijará tal sentimiento en su corazón, ni se defenderá. A la inversa, aun tratará a su pareja con respeto y buena intención. Y en esta actitud está el cariño que el Espíritu Santurrón genera en los que fueron bautizados por Él.

Nuestra condición antes de Cristo

No obstante, para contestar bíblicamente a esta pregunta, es primordial entender la condición donde te hallabas antes de ser transformado. Ha de saber esto con lo que enseña la Biblia y no eminentemente por experiencia (no me importan la gente como yo que no tienen la posibilidad de rememorar cuándo se transformaron). O sea, debemos estudiar de la Biblia la condición donde nos hallábamos antes de transformarnos. No de la memoria de nuestra madre o de nuestra memoria o del testimonio de alguien sobre lo mal que éramos, sino más bien de la Biblia.

De la Biblia aprendemos cuál es nuestra condición. Bastante gente, cientos de personas, fueron malinterpretadas en lo que se refiere a su condición anterior a la conversión. Y la contestación bíblica es esta:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *