Saltar al contenido
Inicio » Cómo recuperar la fuerza espiritual

Cómo recuperar la fuerza espiritual

De qué manera acrecentar la energía espiritual Prosigue una dieta balanceada y mantente hidratado. Desintoxica tu cuerpo. Ejerce la meditación o la oración. Haz ejercicios diarios. Reposar. Vuelva a valorar sus relaciones y motivaciones. Tómese un reposo de la tecnología. Revela el sexo consciente.

Ten precaución y no exageres

De forma frecuente nos emocionamos tanto en el momento en que descubrimos que estimar es el paso inicial que nos quemamos al poco tiempo de comenzar. Ve de a poco, con la cabeza y la conciencia, y examina qué deseas, de qué forma lo vas a hallar y por qué razón. Visualiza la meta, pero asimismo el desarrollo.

La emoción de partir puede lograr que lo afirmemos con mucha ilusión a el resto. Vas a oír muchas estupideces, varios comentarios pesimistas, mucha incredulidad. ¿Verdaderamente precisas que te aplaudan en el sendero, aplausos y aplausos? ¿Piensas que otros te asistirán a dar de comer tu fuerza de intención?

El hombre, como cualquier animal, frente a una situación de riesgo frecuenta accionar con temor o furia. En este desarrollo producimos una energía plus que nos asiste a enfrentar esa situación. Pero esa energía, una vez pasado el riesgo, por el momento no la requerimos.

El animal, en estado salvaje, libera esta energía de distintas formas: los pájaros baten sus alas, los gatos afilan sus garras, otros se estremecen o bostezan.

Ejercicio

Fuí deportista desde el instante en que tengo memoria, y en el momento en que por cualquier razón no me muevo a lo largo de días o semanas, mi estado anímico cae en picado y termino en el hoyo

Además de esto, en el día a día me doy cuenta en el momento en que he hecho ejercicio o no. Y sucede que con solo 5 minutos de ejercicio, los desenlaces en tu energía escencial tienen la posibilidad de ser estratosféricos.

Mis consejos para sostener la energía escencial

  1. Nutrición: básica, primordial y número 1. Si nuestro cuerpo no posee una nutrición correcta y saludable, no va a funcionar al cien%. Las tendencias de el día de hoy no son casualidades ni tendencias pasajeras, se descubrió que si no llevamos una aceptable nutrición los escenarios de energía bajan y con eso, el desquiciado de la vivienda (la cabeza) explota para llevar a cabo sus cosas. De ahí que diríase que el planeta cambiaría si todos, ricos y pobres, tuviesen una dieta saludable (nada de frituras, azúcar, carnes rojas, etcétera.).
  2. Hidratación: On line con lo previo, comprendí la relevancia que tiene el agua (H2O) en nuestro cuerpo, mucho más aún en el momento en que de ella es dependiente el 75%. Nuestras células precisan oxígeno para vivir y el agua es una de esas fuentes vitales. Mantente hidratado, un vaso cada hora y vas a ver desenlaces.
  3. Meditación: relacionada a la línea de respiración y por consiguiente asimismo contribuye H2O, ayuda en buena medida a silenciar nuestra cabeza estruendosa para sentirnos totalmente sin juicio, meditar nos deja conectarnos con el #YoSoy o ser superior que somos y ser mucho más alarma, sentir conmuevas sin juzgarlas y vivir una vida mucho más consciente.
  4. Ejercicio: se encuentra dentro de las armas mucho más capaces para administrar la energía escencial Son primordiales ciertas sugerencias, singularmente ámbas primeras de esta lista. Busca un deporte o actividad física a lo largo de por lo menos 30 minutos cada día. Comencé con el Yoga y fué una increíble opción para trabajar las 3 dimensiones (cuerpo, cabeza y espíritu), pero generalmente puedes entrenar el deporte o actividad que mucho más disfrutas todos y cada uno de los días.
  5. Reposar y Reposar: Principalmente, no puedes dejar que tu cuerpo o tu cabeza no descansen lo bastante para volver como estaba. Es como procurar arrancar un vehículo sin gasolina. Que la vida, el trabajo, los inconvenientes no te quiten las horas primordiales de sueño -diríase que entre las 7 y las 8- forma tu cuerpo con horarios para conseguirlo. Nada como una aceptable noche de sueño reparador y pausas para el reposo activo.
  6. Conexión con la naturaleza: Lo aprendí hace cierto tiempo y lo tomé como un hábito de vida y es la Ley de Potencialidad Pura de Chopra. Conectar con la naturaleza es comprender la conexión de todo, la unidad, oír el pulso de la tierra, las plantas y todo cuanto nos circunda. 2 buenas técnicas: caminar un tanto descalzo y abrazarse a los árboles de salvia.
  7. Sexo: sin sonrojarse, pero sí. Lo único que afirmaré sobre esto es que aprendamos que el sexo consciente (tántrico) hablamos de conocernos a nosotros mediante la sexualidad, la hermosura, el cariño, el arte y nuestra divinidad. Si deseas estudiar a encauzar la energía a través del sexo, aprende a gestionarla, no la desaproveches.
  8. Lo que escuchas, lees o ves: nada puede drenar o hurtar mucho más energía que oír a gente tóxica, leer novedades negativas o ver cosas fatalistas. Decídete a absorber contenido de valor positivo, que te asista a medrar, a estudiar novedades, a sumarte, no a restarte.
  9. Círculo personal: Como ha dicho Karl Marx “Rodéate de personas que te hagan feliz. La gente que te hacen reír, que te asisten en el momento en que lo precisas. La gente que verdaderamente se preocupan. Son los que merece la pena tener en tu vida. Todo el planeta está de paso.” Como conclusión, dime de quién te rodeas y te afirmaré cuál es tu energía.
  10. Apreciación: una de mis preferidas, me chifla sentarme en silencio para ver el ambiente que me circunda. Uno de mis instantes preferidos es la puesta de sol para entrenar la observación del sol: ver hacia el sol inmediatamente antes de perderme en la puesta de sol para absorber toda la energía de la estrella mucho más grande de nuestra galaxia.

Si tienes mucho más ideas para acrecentar tu energía, no tengas dudas en compartirlas mediante comentarios, trabaja todos los días y vas a ver cambios expepcionales para vivir una vida mucho más plena, consciente y feliz.

Oración para sobrepasar las adversidades de la vida

Oh Señor, te invocamos en este tiempo de padecimiento, danos fuerza y ​​intención para llevar nuestras pesadas cargas,

hasta el momento en que tengamos la posibilidad sentir de nuevo el calor y el cariño de su divina compasión. Míranos y ten piedad de nosotros que peleamos por entender las adversidades de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *