Saltar al contenido
Inicio » Cómo recuperar la energía positiva

Cómo recuperar la energía positiva

9 formas saludables de revitalizar tu cuerpo Impide los snacks. Coma porciones pequeñas de alimentos saludables. No abuses de la cafeína. Tomar una siesta. Refréscate con una ducha fría. Camine a lo largo de treinta minutos. Bebe agua. Cuidate. ¿Mas cosas?

Todos conocemos esa Ley Física que afirma: la materia ni se crea ni se destroza, solo se convierte. Por consiguiente, si deseamos acrecentar nuestra energía, debemos tener en consideración algunas condiciones y puntos de nuestra vida que tienen la posibilidad de asistirnos a editar la energía que contamos de manera efectiva y exhibirnos todo su capacidad oculto.

Nuestra energía escencial es dependiente de varias cosas: nuestra salud, nuestra actitud frente a la vida, el estado de nuestro cuerpo, la fuerza de nuestra cabeza…. Si conseguimos alinear todas y cada una estas facetas y vivir en armonía, si conseguimos llevar una vida sana y exitosa, de manera automática nos vamos a sentir renovados, robustecidos y llenos de vitalidad y energía

Provecho físicos

• Optimización el sistema circulatorio y evita inconvenientes cardiovasculares. • Disminuye la inflamación de músculos y articulaciones. • Disminuye el mal de huesos rotos, esguinces de tendones y mucho más. • Disminuye los inconvenientes de digestión. • Optimización el sistema inmunológico y disminuye la oportunidad de contraer distintas patologías. • Disminuye la fatiga física. • Asiste para recobrar la energía física tras una patología grave o una operación quirúrgica.

• Disminuye el insomnio. • Disminuye el agobio negativo. • Contribuye a recobrar el apetito perdido. • Optimización el autocontrol personal. • Optimización la sensación de fuerza interior y eleva la autovaloración.

De qué manera acrecentar la energía espiritual

Ya que el hombre está formado en su integridad por tres cuerpos —físico, sensible y espiritual—, procuremos volver a poner la energía espiritual desde un criterio diferente. holístico. Para esto, empezaremos aplicando pequeños cambios en el cuerpo físico, para seguir en el cuerpo energético y, finalmente, en el espiritual.

Tener hábitos de vida saludables, como una dieta balanceada y saludable, es el paso inicial para comenzar a recobrar tu vitalidad. Azúcares refinados, hidratos de carbono blancos, frituras, carnes rojas y lácteos en demasía, en la mayor parte de las situaciones, digestiones lentas que necesitan mucha energía. En su rincón, opta por alimentos ricos en fibra que benefician el tránsito intestinal y además de esto aportan diferentes géneros de minerales y vitaminas; verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos, legumbres y semillas son tus socios.

SPA Y TERAPIA HOLÍSTICA

Masaje para remover el agobio y la tensión amontonada. Estos tratamientos brindan una experiencia de relajación absoluta para asistir al equilibrio físico y mental. Entre las técnicas usadas están la acupuntura, la fitoterapia, la medicina floral, la hidroterapia y al final la aromaterapia.

Relacionado:

Tu enfoque mental

“Si puedes cambiar de opinión, puedes cambiar el planeta”.

-William James-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *