Saltar al contenido
Inicio » Cómo puedo sacar las flemas del pecho

Cómo puedo sacar las flemas del pecho

Inhale Steam: Llene un envase grande con agua ardiente. Inclínese sobre el envase y ponga una toalla sobre su cabeza para contener el vapor. Inhala delicadamente el vapor para aflojar la mucosidad. Tome una ducha o baño ardiente: el agua ardiente va a llenar la habitación de vapor y va a ayudar a calmar los síntomas.

El catarro, esto es, la mucosidad de las vías respiratorias que se expulsa por la boca, es muy habitual en recién nacidos y bebés, en tanto que es una manera de defensa para protegerse de probables infecciones mientras que su sistema inmunológico se está recuperando. .hace más fuerte No obstante, en el momento en que se junta la mucosidad, el bebé está muy incómodo y molesto, con lo que tienes que saber de qué forma asistirlo a expulsarla.

Manténgase hidratado tomando líquidos calientes

Sostenerse hidratado singularmente con bebidas calientes puede asistirlo a liberarse de la flema. Por el hecho de que el agua puede calmar la congestión al contribuir a que la mucosidad se mueva. Para esto, puedes iniciar tomando desde jugos hasta caldos claros o sopa de pollo. Otras buenas opciones líquidas tienen dentro té descafeinado templados o agua de limón.

De la misma manera, las bebidas calientes tienen la posibilidad de proveer un alivio inmediato y continuo de la acumulación de mucosidad en el pecho. En verdad, según una investigación de 2008, las bebidas calientes brindan un alivio inmediato y continuo de la congestión y los síntomas que la acompañan, como estornudos, tos persistente, mal de garganta y escalofríos. Por ende, puede decantarse por tomar ciertos líquidos para su beneficio.

Antídotos para las mucosidades.

  1. Toma una infusión de jengibre y cardamomo. Es antiinflamatorio y descongestionante, aun de las secreciones torácicas.
  2. Llevar a cabo vapores con eucalipto. El agua hirviendo con sal asimismo abre el sendero, pero el eucalipto tiene un increíble efecto balsámico.
  3. Cebolla y ajo. Son contra las bacterias, con lo que fortalecen las defensas, pero asimismo asisten a diluir la mucosidad por sus compuestos azufrados y dismuyen la tos.
  4. Infusión de tomillo. Es diurético y expectorante.
  5. Ponte compresas calientes en la cara. En las ubicaciones de pómulos y senos paranasales. El calor actúa como dilatador y al abrir las vías respiratorias la mucosidad va a salir mucho más de manera fácil. O sea realmente útil en mujeres embarazadas que no tienen la posibilidad de tomar fármacos. Si padece de sinusitis, consulte primero a su médico. Es posible que no sea aconsejable.
  6. Prepara un medicamento casero contra las mucosidades. Hervir unos higos secos, una cebolla picada y un limón. Dejar a fuego retardado hasta el momento en que el agua se reduzca a la mitad. Cuele el resto del agua, añada miel y guarde en el refrigerador. Tomar una cucharada 3 ocasiones cada día.
  7. Prueba una limpieza nasal yóguica.

EPOC

Patología inflamatoria crónica de los pulmones que obstruye el fluído de aire, ocasionando tos, salivación y sibilancias. Es ocasionada por la exposición prolongada a gases irritantes como el humo del tabaco y, consecuentemente, genera flema y esputo.

Es la desaparición celular de los tejidos pulmonares, causada por causantes predisponentes como el tabaquismo, antecedentes familiares, exposición a radiaciones, infecciones por VIH o polución del aire.

¿Qué hay que realizar para ser integrante de la Red social 60ymucho+?

VOLVER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *