Saltar al contenido
Inicio » Cómo puedo saber si tengo las defensas bajas

Cómo puedo saber si tengo las defensas bajas

Si te sientes fatigado en todo momento y tu cuerpo te solicita que te quedes en el hogar, podría ser un síntoma claro de defensas bajas. El sistema inmunológico es el responsable de defendernos contra substancias dañinas como bacterias, virus, hongos y parásitos, previniendo de este modo probables infecciones o patologías.

En el momento en que nacemos, nuestro sistema inmunológico es inexpugnable por el hecho de que nuestra madre ahora ha contraído bastantes virus que viajan por la sangre, quedándose en la placenta. Esto causa que sea prácticamente irrealizable que adquiramos virus o patologías en los primeros 4 meses de vida, no poseemos las defensas bajas.

Pasados ​​los primeros 4 meses de nuestra vida, entramos al jardín de infantes o un integrante de nuestra familia contrae un virus, es entonces en el momento en que comenzamos a comprar los distintos virus que están a la orden del día.

De qué forma acrecentar las defensas con Kronosalud

Si tienes ganas de saber de qué manera acrecentar las defensas o por dónde iniciar, te garantizamos unos simples procedimientos. Ten en cuenta que lo destacado es asistir a tu médico a fin de que investigue la causa de cualquier síntoma que consigas tener.

Aparte de progresar tu nutrición, llevar a cabo ejercicio y supervisar tu organismo, hay suplementos como Redoxon Plus Defensas, que tienen características antioxidantes y una extensa variedad de vitaminas. Por otra parte, al contener zinc, lograras acrecentar tus defensas de manera natural.

No olvides los probióticos para complementar tu dieta

Los probióticos son microorganismos que asisten a equilibrar la microbiota intestinal en el momento en que se vió perjudicada por una nutrición errónea, infecciones o tratamientos con antibióticos.

Según la OMS, los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en proporciones correctas, fomentan provecho para la salud. En el contexto de la prescripción dietética o del consejo dietético, a veces puede ser atrayente complementar la dieta con la utilización de probióticos.

Alergias

El sistema inmunológico no nos resguarda de las alergias, pero calma los síntomas y disminuye la continuidad y también intensidad de las crisis alérgicas. Entonces, si estos son recurrentes o realmente fuertes, podría deberse a las bajas defensas.

Si una pequeña herida o corte tarda bastante en sanar y duele mucho más de lo razonable, podría señalar que tus defensas no son suficientemente fuertes y el sistema inmunológico prioriza en el momento en que se amontona trabajo.

Tus escenarios de agobio son altos

No es al azar que te enfermes tras combatir enormes retos expertos o alguna situación personal en la vivienda.

En el momento en que se sostienen altos escenarios de agobio en el transcurso de un periodo prolongado, según la Asociación De america de Psicología, el sistema inmunológico se desgasta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *