Saltar al contenido
Inicio » Cómo preparar un antibiótico natural casero

Cómo preparar un antibiótico natural casero

Pela los dientes de ajo, córtalos en rodajas pequeñas o tritúralos en un mortero. Colóquelos en un frasco de vidrio y vierta el vinagre de sidra de manzana y la miel. Revuelve todos y cada uno de los elementos, tapa la jarra y bate a lo largo de 90 segundos a fin de que se incluyan bien.

El Comité Técnico Asesor del Ibex ha acordado la incorporación de Logista al Ibex 35 en substitución de PharmaMar, cambio que va a entrar en vigor el 19 de diciembre, según se comunica en un aviso.

Teóricamente, esta resolución se toma dependiendo de la liquidez de los valores cotizados en BME (Bolsas y Mercados Españoles) a lo largo de los últimos seis meses.

Plantas con poder antibiótico

Las plantas tienen la capacidad de generar substancias con poder antibiótico para defenderse del ataque de microorganismos y también insectos. Ciertos de ellos tienen principios activos bastante prácticos que tenemos la posibilidad de usar en el caso de infecciones como el mal de garganta. Estas son las plantas mucho más correctas:

  • Tomillo. Tiene características antiinflamatorias, asépticas y expectorantes (por ejemplo) y es ideal en el momento en que el mal de garganta se asocia a otros síntomas propios de la gripe. En jovenes, mayores y jubilados, la Agencia Europea del Fármaco recomienda tomar una infusión de tomillo 3-4 ocasiones cada día.
  • Orégano. Es otra planta muy propia de la tradición culinaria mediterránea que tiene dentro nutrientes con efecto antibiótico. Comúnmente se usa para calmar la irritación de la piel y la inflamación de las vías respiratorias. Para calmar el mal de garganta, puedes elaborar una infusión con 50 g de orégano seco por litro de agua y emplearla como gargarismo, loción o compresa. Asimismo es increíble para infusión.
  • Jengibre. Se considera entre los antiinflamatorios y antibióticos naturales mucho más efectivos, gracias a su aptitud para cortar los procesos inflamatorios. Asimismo es el antídoto natural mucho más conveniente en el caso de mareos y náuseas. Se toma en infusión, lista con raíz fría o en polvo. En el primer caso, la dosis día tras día sugerida es de 3 a diez g, en el segundo, hasta 2 g al día.
  • Ajo. El ajo crudo es otro ingrediente muy frecuente en la cocina mediterránea y asimismo un fármaco natural con geniales características. Para aliviar el mal de garganta, se come crudo y machacado. Si deseas acrecentar su poder antiséptico, puedes entremezclarlo con el jugo de medio limón (el gusto asimismo va a ser mucho más interesante).
  • Equinácea. Esta planta fué estudiada por su aptitud para alentar el sistema inmunológico. Asiste para hacer mas fuerte el organismo y está en especial correcto en el caso de inconvenientes respiratorios (resfriado común). La una parte de la planta rica en principios activos es la raíz. En el mercado hay preparados y extractos.

¿Por qué razón seleccionar antibióticos naturales?

Si los síntomas son leves, decantarse por remedios naturales es la opción mejor. Entre los mucho más relevantes podemos encontrar:

  • Reposar apropiadamente, a fin de que nuestro sistema inmunológico se recupere
  • Proteger nuestra nutrición

Elementos

  • Miel ecológica (cien g).
  • Cúrcuma en polvo (15 g).
  • Un bote de cristal con tapa.
  • Una cuchara de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *