Saltar al contenido
Inicio » Cómo practicar actitudes de respeto hacia la naturaleza

Cómo practicar actitudes de respeto hacia la naturaleza

Ir caminando, en bicicleta o en transporte público. Eludir la utilización de artículos y sprays tóxicos y reemplazarlos por otros mucho más respetuosos con el medioambiente. Proteger, respetar y resguardar la naturaleza, sus plantas y animales. Elegir siempre y en todo momento por la educación, la solidaridad, el respeto y el civismo.

Respeto a la naturaleza

Entre los valores mucho más esenciales que tenemos la posibilidad de tener en nuestra vida es el respeto por nosotros y por el resto humanos. Admitir que todos somos personas con distintas características, deseos y también ideas y que todos contamos valor es primordial para vivir en armonía.

Emplea mucho más luz natural y apaga las que no precises

Explotar la luz natural contribuye a ahorrar energía y asiste para preservar los elementos naturales. Demuéstrale a tus hijos que no es necesario prender las luces si tienen luz natural.

Además de esto, es esencial apagarlos en el momento en que las habitaciones no están en empleo. Así, no desperdician energía y tienen la posibilidad de contribuir bastante al precaución de la naturaleza (Greenpeace, 2018).

¿Deseas ser una escuela libre de mercurio?

Mucho más de 150 institutos forman una parte del Programa ‘Academias Libres de Mercurio’ desarrollado por Casio con la meta de trasmitir valores de sostenibilidad y ecología entre los estudiantes y sus familias, ayudando de esta forma a la educación de la sociedad en su definición. Merced a ella, los centros reciben material audiovisual, una guía práctica para efectuar un taller con ejercicios prácticos sobre el tema y una unidad pedagógica multimedia, entre otros muchos. Tanto los estudiantes de principal como los de secundaria tienen la posibilidad de seleccionar entre cinco proposiciones de trayectos sostenibles: economía circular, obsolescencia programada, energía, agua y cambio climático, que se han creado en colaboración con Ambientech (asociación sugerida por el Ministerio de Educación).

El año 2030: un año esencial para el medioambiente

En el mes de abril de 2016, representantes de las primordiales naciones de todo el mundo firmaron el popular Pacto de París por el medioambiente. En él se establecía la necesidad de achicar las emisiones contaminantes para atenuar el incremento de la temperatura en los próximos años. La meta es que, en esta década que iniciamos, el incremento de la temperatura no pase los 2 grados centígrados con relación a la temporada preindustrial, si bien lo idóneo es sostener este nivel bajo los 1,5ºC. La fecha crítica que se fijó como misión y punto de cambio para el cambio fue el año 2030.

Si bien la situación es grave, la verdad es que los gobiernos de la mayor parte de los países han adelantado poquísimo en este sentido. Pero no todo son malas novedades: entre 2018 y 2019, el descontento habitual por la omisión de las instituciones explotó con apariencia de manifestaciones sociales que, con organizaciones como Fridays for Future y Extinction Rebellion, hicieron un enorme trabajo de sensibilización ciudadana. Lo mucho más pasmante de estas manifestaciones, a propósito, es que los primordiales competidores eran muy jóvenes, y varios de ellos aun pequeñas y pequeños, como es la situacion de la habitual activista Greta Thunberg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *