Saltar al contenido
Inicio » Cómo fue que nació Dios

Cómo fue que nació Dios

La historia de historia legendaria del nacimiento de Jesús cuenta que nació en invierno, en un pesebre, entre animales que le ofrecían calor, adulado por tres reyes de Oriente que le traían regalos de oro, incienso y mirra.

Cuestión de cálculo

De esta manera, en el siglo IV, ahora se había predeterminado la fecha del nacimiento de Jesús en el 25 de diciembre. Pero que año? El interrogante fue contestada de forma indirecta en el siglo VI. Para este tiempo, las iglesias de Oriente y Occidente ahora habían empezado a marcar territorio y enseñar sus diferencias, y la fijación de una fecha para la celebración de la celebración de la Pascua, donde sucedió la desaparición y resurrección de Jesús, no fue una salvedad. .

En el año 526, el Papa Juan I deseó terminar a la disputa con la Iglesia Oriental y encargó a un monje escita (de la presente Bulgaria o Rumanía) que vivía en Roma que determinase la fecha precisa del nacimiento de Jesús. El monje en cuestión, que tenía popularidad de ser “el abad mucho más erudito de Roma”, se llamaba Dionisio y era popular con el alias de Slim, probablemente por su pequeña estatura.

El nacimiento de Jesús es inigualable por el hecho de que se descubrió un milagro inigualable

Lucas 1:26-28. Lo único que entendemos el día de hoy sobre el nacimiento de un bebé es si va a ser hombre o mujer, pero no entendemos solamente. Mira lo que le pasó a Jesús. La ciencia ha adelantado en la decisión de género y puedes comprender mucho más mediante los tratamientos de fertilidad. Pero absolutamente nadie puede decirnos qué va a pasar con la vida de este bebé. No vas a saber nada de ese niño hasta el momento en que se expanda.

No obstante, lo que se refería a Cristo y lo que sería ahora había sido decidido en las cortes divinos. Entonces observamos que el primer milagro de ese nacimiento fue la existencia de un ángel. Este ángel llamado Gabriel trajo una enorme novedad a la Virgen María. Para entonces ahora se encontraba casada, pero la liturgia aún no se había consumado. La novedad que el ángel le comunicó fue esta: “María, tendrás un hijo”.

ESTUDIOS HISTÓRICOS

En 1958, el erudito Shemarjahu Talmon (1920-2010), instructor de Biblia y graduado de la Facultad Hebrea de Jerusalén, estudió pausadamente los documentos de Qumran (los Rollos del Mar Fallecido, encontrados tras 1947) y mucho más en concreto los calendarios jubilares, descritos en el Libro de los Jubileos, un apócrifo judío fundamental de finales del siglo II a. C., logró entablar con bastante precisión el avance semanal del orden de los 24 turnos sacerdotales en el Templo de Jerusalén, teniendo presente que, en el momento en que se escribió el Libro de los Jubileos (finales del siglo II a.C), el Templo de Jerusalén se encontraba aún en función.

Ya que bien, la lista que reconstruyó el instructor Talmon mientras que estudiaba este libro apócrifo judío, señala que el «giro de Abías prescrito un par de veces por año, ocurrió: a) la primera oportunidad, del 8 al 14 del tercer mes calendario, y b) la segunda vez del 23 al 30 del octavo mes calendario. En este momento, según el calendario del sol (no el calendario lunar como es el calendario judío de hoy), esta segunda vez se ajusta a precisamente los últimos ocho días del mes de septiembre.Tengamos en cuenta que debían efectuar el servicio litúrgico solo una semana, un par de veces por año, de sábado a sábado

Presagiado en el Viejo Testamento y cumplido en el Nuevo Testamento

Precisamente setecientos años antes de Cristo, se registró en el Viejo Testamento una profecía sobre el nacimiento de Jesús, Isaías 7:14 afirma:

«El Señor mismo les va a dar señal: Hete aquí la virgen concebirá y va a dar a luz un hijo, y va a llamar su nombre Emanuel.”

De esta manera, tras la n nacimiento de Jesús los días se extienden y tras Juan se acortan en espera del nacimiento del hijo de Dios.

San Juan Bautista nació seis meses antes que Jesucristo. En el primer capítulo de San Lucas se cuenta que Zacarías era un sacerdote judío casado con Santa Isabel y no tuvieron hijos por el hecho de que ella era estéril. Siendo ahora muy adulto mayor, el ángel Gabriel se apareció a Zacarías, le mencionó que su mujer iba a tener un hijo, que sería el precursor del Mesías, y al que llamaría Juan.

En un comienzo, la Navidad tenía un carácter humilde y campesino, pero desde el siglo VIII empezó a festejarse con la pompa ritual que llegó hasta nuestros días, creándose paulativamente iluminación y decoración en iglesias, centros comerciales y viviendas de todo el planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *