Saltar al contenido
Inicio » Cómo entrenar la mente para el éxito

Cómo entrenar la mente para el éxito

Ciertas prácticas especiales para entrenar la cabeza son: Meditar. Esto te dejará ingresar en un estado de profunda relajación, liberarte de la angustia, conectar con tus misiones y cambiar patrones de pensamiento. Redacta las misiones del día. Actúa sobre los pensamientos negativos. Leer.

# Mírate en el espéculo

El paso inicial para entrenar tu cabeza para el éxito es hacer un diagnostico dónde andas y de qué forma te andas saboteando. Mirarse francamente en el espéculo es la manera mucho más eficaz de empezar a remover la negatividad. Conque empieza respondiendo sinceramente las próximas cuestiones:

  • ¿Qué pensamientos negativos me bloquean? Por servirnos de un ejemplo, no tengo suerte o no soy suficientemente bueno.
  • ¿Qué hábitos me previenen ser mucho más productivo en el día a día? Varios de los más frecuentes son no regentar un horario o perder horas hermosas en las comunidades observando lo que hacen el resto.
  • ¿Exactamente en qué áreas de mi negocio me costó mucho más seguir? Es posible que le resulte bien difícil tomar medidas, dirigir el dinero o vender.

7 técnicas infalibles para desarrollar el poder de tu cabeza

Contenidos

  • 7 técnicas infalibles para desarrollar el poder de tu cabeza
  • De qué manera entrenar tu cabeza para el éxito
  • De qué manera entrenar tu cabeza para el éxito
    • Declaraciones

      Particularmente deseo decir declaraciones positivas.

      ¿Y dónde encaja esto en la reprogramación mental? Esencialmente, interrumpiendo estos patrones.

      Ser mentalmente fuerte

      Ser mentalmente fuerte significa entender supervisar tu cabeza y lo que pasa en ella, para prosperar tu capacidad. Los signos mucho más evidentes de fortaleza mental son la perseverancia y la capacidad incesante. Los deportistas mentalmente fuertes no son esos que tienen un «día de suerte», sino más bien esos que dan lo destacado de sí en rivalidad tras rivalidad. Asimismo se adiestra la fuerza mental.

      Desde este criterio, todo deportista tiene 2 objetivos: enseñar sus capacidades de forma consistente y lograr el nivel mucho más prominente en el avance de sus capacidades. Poder estos 2 objetivos no es sencillo, pero es claramente viable.

      La cabeza consciente:

      La cabeza consciente es donde piensas y planificas, es el sitio de la lógica. No obstante, según el biólogo Bruce Lipton, creador de The Biology of Belief, tu cabeza consciente solo efectúa entre el 1% y el 5% de todo el trabajo mental.

      Piensa esto: tu cabeza consciente es como el conductor tras el volante de una grúa; él conduce y controla la grúa, pero de todos modos no hace el trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *