Saltar al contenido
Inicio » Cómo decir con los pies en la tierra

Cómo decir con los pies en la tierra

Voz en off del verbo. Vive la verdad, no poseas esperanzas ni ilusiones, no te engañes.

¿En algún momento te dijeron “No puedes llevar a cabo eso… coloca los pies en la tierra”? No. No coloques los pies en el suelo:

  1. Levántalos todo cuanto quieras. Sueña, sueña lo que sea!!! Motívate con él y considera que te apegarás a él.
  2. Da lo mismo que hayas acertado o no… el resultado es lo de menos. Pero atrévete a procurarlo, por desquiciado que parezca, si otros lograron, ¿por qué razón yo no?
  3. Ríndete si es requisito. Nos hace sentir bien…. ¡¡dejar en libertad!! Admite la vida pero eso sí, levántate con otro sueño y continúa pues «me llegó este hijo puta».
  4. ¿Dejarte sentirte triste, sentirte fallido, sentir que no puedes mucho más pues tienes ganas de saber? Nos redefine.
  5. No coloques los pies en el suelo. No prosigas todo cuanto afirma la multitud, no poseas piedad de los «sueños absurdos». ¿De quién es el mal o qué?
  6. Además de esto, él sabe esto: haz cuanto quieras, pues es la única forma de tener paz. Piensa en ti, invítate a comer tu platillo preferido, y en el momento en que te mires al espéculo siéntete orgulloso de todo lo bueno y lo malo que hiciste, al final de cuenta, eso es lo que nos logró medrar.
  7. El alma está llena de ilusiones. No coloques los pies en el suelo y sí, no solicites a otros que lo hagan.

Poner los pies en la tierra

Bueno, tenemos la posibilidad de decir que todo comienza con un sueño, hasta aquí ningún inconveniente. Pero lo cierto es que es imposible vivir eternamente de sueños, en el momento en que duran bastante, en el momento en que son el ingrediente primordial de nuestra vida, comienzan a agobiarnos y nos distanciamos de la verdad mundana.

En verdad, la hermosura de la imaginación humana es la previsión. Esto es, la aptitud de meditar más adelante y accionar según lo que observamos va a suceder en instantes siguientes a nuestro presente. En lo que se refiere a los sueños, esto significa que la razón de su vida es nuestra aptitud para transformarlos de todos modos, los sueños no hay a fin de que nos deleitemos en ellos, hay a fin de que actuemos sobre ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *