Saltar al contenido
Inicio » Cómo debemos vivir la vida

Cómo debemos vivir la vida

Claves para vivir varios años con buena salud Protege tu nutrición. Proseguir una dieta sana y balanceada rica en frutas y verduras. Ejercicio. Reposar lo bastante. Evite el agobio y sea positivo. Conviértete en sociable. Evite el consumo de drogas. Mantén tu cabeza activa. Establece misiones vitales.

¿A quién le agradan los desafíos? A varias personas verdaderamente les agrada que los desafíen o les comenten que algo es realmente difícil, conque tienen la posibilidad de procurarlo de todas formas.

Bueno, aquí está mi desafío para ti. Deseo que participes en el próximo enorme torneo de golf y ganes. No admitiré un segundo o tercer puesto: hay que ganar. Quizás jamás hayas jugado antes, pero estoy convencido de que cuando menos sabes de qué manera realizar swing con un palo de golf, ¿verdad?

Sal de tu región de confort

En este momento andas en el sitio mucho más cómodo para ti: tienes una rutina que prosigues todos y cada uno de los días, haces tus tareas de forma automática (sin la necesidad de meditar en ellos), y no debes esforzarte para conseguir algo nuevo.

Pero lo que no te percatas es que fuera de esa región de confort es donde sucede la magia.

Lee la Biblia todos y cada uno de los días

La Biblia es la Palabra inspirada de Dios. Aparte de descubrir las Buenas Novedosas del perdón y la vida eterna, en la Biblia hallarás respuestas a las muchas cuestiones que brotarán al intentar vivir una vida que complazca a Dios. La Biblia te va a ayudar a ser «idóneo para toda buena obra» (2 Timoteo 3:17).

Estas son ciertas recomendaciones para comenzar a leer la Biblia todos los días:

Se complacido

Si deseas vivir la vida al límite de los mejores consejos que tenemos la posibilidad de ofrecerte es no menospreciar el poder de la gratitud.

Entrenar la gratitud te va a llevar a un profundo estado de confort y plenitud, pero más que nada te dejará ver el planeta desde otra visión: mucho más sosiega y feliz.

El sentimiento de vida y muerte

Antes de ser salvos, estábamos separados de la vida de Dios y fallecidos en nuestros errores. Tal como un cuerpo sin vida no siente por el hecho de que ha muerto, nosotros tampoco sentimos un sentimiento espiritual. No obstante, habiendo nacido nuevamente, fuimos revividos en Cristo. La vida en nuestro ser nos transmite este sentimiento, este sentimiento. En este momento entendemos si vivimos o no según la vida de Cristo en nuestro ser por el sentir o sentimiento que nos ofrece su presencia en nuestro espíritu.

¿Qué es este sentimiento? En lo que se refiere a nuestro vivir, nuestro caminar períodico, el apóstol Pablo ha dicho en Romanos 8:6:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *